Solo 2 de cada 10 personas se ponen la vacuna de la gripe

G.G.U.
-

La campaña acabará el 13 de diciembre. El objetivo es aumentar las coberturas de protección, sobre todo entre sanitarios

La vacuna se pondrá en todos los centros de salud, con cita previa, hasta el próximo 13 de diciembre. - Foto: Jesús J. Matí­as

La campaña de vacunación frente a la epidemia estacional de gripe comenzó ayer y se prolongará hasta el 13 de diciembre con el objetivo de incrementar las coberturas de protección en todos los grupos poblacionales en los que se recomienda la administración, pero sobre todo entre los sanitarios, porque tienen un papel protagonista en el control de la circulación del virus: si la plantilla está protegida, menos riesgo de contagio y transmisión a las personas con las que contactan, muchas veces bajas de defensas. De esta manera, también aumentará el porcentaje global de población inmunizada, que en la pasada temporada fue del 21,6% Es decir, dos de cada diez personas.
La vacuna de la gripe está recomendada para los mayores de 60 años, personal sanitario, embarazadas, adultos y niños con enfermedades crónicas y/o discapacidad, menores tratados con ácido acetilsalicílico y personas con obesidad mórbida. Este año se han incorporado tres nuevas indicaciones, de acuerdo a los criterios de la Comisión estatal de Salud Pública, que luego aprobaron las Comunidades Autónomas: los críos de entre 2 y 6 años que nacieron antes de las 32 semanas de gestación (prematuros), personas con trastorno de coagulación, de nuevo con independencia de su edad, y los empleados de las farmacias.
La Consejería de Sanidad ha comprado 83.000 dosis, que, como siempre, se administrarán en los centros de salud con cita previa. «Que no lo dejen; cuanto antes, mejor», destacó ayer el responsable territorial de Sanidad en Burgos, José Antonio Miranda. Este departamento es la autoridad sanitaria en la provincia y, por lo tanto, responsable de la prevención y de la salud pública (no tiene que ver con Sacyl, que es el prestador de la asistencia sanitaria), por lo que su titular explicó que el objetivo es superar las coberturas de vacunación establecidas para los tres colectivos prioritarios: más del 65% en los mayores de 65 años y más del 40% en embarazadas y en personal sanitario.
Por paradójico que pueda parecer, es en este último grupo en el que más hincapié tendrá que hacer Sanidad, dado que en los hospitales se está lejos de conseguir que cuatro de cada diez empleados se protejan: solo lo hace el 32% del total, y aunque es cierto que las coberturas varían entre las distintas categorías profesionales, la más alta es la de los médicos y sigue por debajo de la mitad. «Los profesionales sanitarios tienen que concienciarse más, por ellos y por las personas de riesgo con las que tienen contacto», dijo Miranda, añadiendo que ese comentario es extensivo para los empleados de las residencias de ancianos.
«Hay que intentar incrementar las coberturas sectoriales para aumentar también la global», dijo Miranda, insistiendo en que una persona vacunada evita contagios que, no por ser comunes deben infravalorarse. De hecho, en la epidemia estacional de la temporada 2017/2018 hubo cinco muertos en la provincia por causas atribuibles al virus de la gripe.
neumococo. Por otra parte, ayer también empezó la campaña frente al neumococo, que es una bacteria responsable de enfermedades leves como la otitis o la sinusitis y de otras graves o muy graves como son la neumonía, la sepsis (infección generalizada) o la meningitis.
En este caso, Sanidad recomienda la vacunación de los mayores de 65 años (o menos si forman parte de grupos de riesgo). Para los niños está incluida en el calendario.