Rescatan los párkings de Capiscol y Virgen del Manzano

C.M.
-

El área de Patrimonio del Ayuntamiento encarga sendos estudios externos para sacar de nuevo a concurso su explotación tras su quiebra. Se tendrá que pagar una indemnización a la empresa del más céntrico al no amortizar la inversión

Estacionamiento del parque Félix Rodríguez de la Fuente, en Capiscol. - Foto: Jesús J. Matías

Los sucesivos equipos de gobierno municipales se afanaron en dotar a la ciudad de aparcamientos subterráneos en los años 90 y comienzos del 2000 para luego sacar sus plazas, unas 5.000, mediante el régimen de concesión a 40 o 50 años, una fórmula que nunca acabó de convencer a los usuarios pero que aceptaron por la única forma de poder guardar sus coches.

El Ayuntamiento sacó a concurso la construcción a cambio de que las adjudicatarias se encargaran de la explotación. Llegó la crisis y algunas de las empresas entraron en concurso. Ahora la ciudad se ve obligada a rescatar dos de ellos para volver a sacar a concurso su gestión. Son los de Virgen del Manzano y el parque Félix Rodríguez de la Fuente aunque con casuísticas y costes distintos para la ciudad.

El más problemático es el de la plaza de Virgen del Manzano y todo parece indicar que el Ayuntamiento tendrá que hacer frente al pago de una cantidad todavía por determinar debido a que la empresa no ha cubierto los costes de su construcción al no agotarse la concesión, que era de 40 años y acaba en 2045. Para saber el importe del rescate se ha encargado la elaboración de un estudio de liquidación con un coste de 10.200 euros y un plazo de seis meses. De ese modo, el área de Patrimonio dispondrá de ese documento en julio y podrá dar el paso siguiente para volverlo a sacar a concurso.

El párking se construyó en 2005 pero tuvo una particularidad. Una primera planta con 143 plazas en rotación, al pensar que era una necesidad al estar ubicado a pocos metros del centro histórico, y una segunda con 209 plazas para residentes. El tiempo puso las cosas del revés y en 2013 la empresa Aparcamientos y Finanzas (Arranz Acinas) viendo la escasa ocupación y los resultados en pérdidas (70.000 anuales)solicitó al Ayuntamiento destinar las plazas de rotación a residentes y con su venta remontar.

En un principio se aceptó la idea, se autorizó que la empresa constituyera una segunda hipoteca pero meses después el Ayuntamiento embargó la concesión por  una deuda tributaria de 40.000 euros. Luego llegaron nuevas deudas y la empresa entró en concurso de acreedores. Este ya ha finalizado y, tras la sentencia dictada el año pasado, ya se ha resuelto el contrato con Aparcamientos y Finanzas. El siguiente paso será sacar un nuevo concurso para la explotación.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)