Talgo aspira a conseguir en el 2020 su «pleno rendimiento»

Ó.C
-

El reciente contrato de la firma en Egipto, más la construcción del Avril y la reconversión del tren hotel para Renfe, hacen que las previsiones de la empresa sean positivas para la planta ubicada en Rivabellosa

Talgo aspira a conseguir en el 2020 su «pleno rendimiento» - Foto: Jesús J. Matías

No es una de las plantas ubicadas en la ciudad, puesto que se encuentra dentro otra comunidad, en la vecina localidad alavesa de Rivabellosa. Sin embargo, en cada turno muchos mirandeses se desplazan hasta la planta de Talgo para trabajar. De hecho la plantilla, sin contar las contratas, suele rondar en los mejores momentos los 400 trabajadores, de los cuales en otras ocasiones se ha indicado que de Miranda eran el 75%. En cualquier caso, el número total de puestos de trabajo es un dato que varía en función de la carga de pedidos con los que cuente la compañía. Un condicionante que se espera que aumente hasta 2020, cuando se ha programado que la planta alcance «el pleno rendimiento», se apunta por parte de la empresa, lo que se traduciría en que la fábrica llegue «al 100% de su capacidad».
En este sentido, hay que tener en cuenta que esta misma semana Talgo ha firmado un contrato con Egipto para la fabricación y mantenimiento, durante ocho años, de seis trenes de última generación. Un pedido de 158 millones de euros que hace que la compañía se consolide como referente ferroviario mundial, aunque todavía no se tiene claro cómo afectará este nuevo cliente a la planta de Rivabellosa. No obstante, por parte de la empresa se tiene claro que entre sus diferentes emplazamientos «siempre se reparte la carga de trabajo», por lo que esta premisa también se tendrá en cuenta en esta ocasión, en la que dentro del calendario fijado se han establecido los años 2021 y 2022 para entregar las unidades a Egipto.
Más allá de este contrato, desde la compañía se manifiesta que en estos momentos Talgo está saliendo de «un periodo valle que ya se ha dejado atrás», se resalta, tras los trenes que se enviaron a Arabia Saudí. Tras esto se entró en un tiempo con una menor actividad, que ahora se espera que se vuelva a retomar con un aumento de la producción hasta alcanzar el pleno rendimiento, que por el momento, se ha fiado para el próximo año. 
En cualquier caso, y a la espera de que se tomé la decisión de cómo distribuir el contrato para cumplir con el pedido firmado para Egipto, la empresa cuenta con dos proyectos que se está acometiendo en Rivabellosa y que también serán importantes para llegar a ese 100% de la producción que se ha fijado para el 2020: el Avril y la reconversión del tren hotel. 
Más allá de los planes para el próximo año y sin contar con la distribución del pedido para Egipto, Talgo anunció cuando cerró el pedido de los trenes Avril para Renfe que supone uno de los retos de mayor calado y que garantiza el trabajo en la factoría de Rivabellosa, al menos hasta el 2021, para construir los treinta convoyes pedidos por Renfe por una cuantía de 1.280 millones de euros.
Por este dinero, al margen de los trenes, Talgo se encargará del mantenimiento por un periodo de 30 años. Más modestas son las cifras del otro encargo que tiene la planta, en la que se está acometiendo la reforma de varios trenes hotel para convertirlos en modelos de Alta Velocidad, dentro de otro contrato con Renfe por 101 millones, que se pueden ampliar a 151 si se terminan por incluir otros seis trenes dentro del mismo pedido.