Hosteleros de Caderechas reclaman más información y planos

S.F.L.
-
Hosteleros de Caderechas reclaman más información y planos - Foto: Luis López Araico

La mayoría de los visitantes que se acercan al valle para contemplar la floración de los cerezos no pernocta en los alojamientos de la zona. La falta de trípticos turísticos dificulta la promoción de la zona

«El fenómeno de la floración de los cerezos del Valle de las Caderechas es un espectáculo que conoce un porcentaje muy bajo de la población de la provincia y de la Comunidad ya que, la información que hay sobre ello es muy escasa», coinciden en destacar varios hosteleros de la zona. Todos los datos, rutas y noticias sobre los frutales está colgada en internet, pero no la hay en formato papel. Muchos turistas se pierden o directamente no encuentran el valle. «En nuestros hoteles o casas rurales no disponemos de ningún plano para ofrecer a las personas que se alojan y quieren conocer el lugar, no está bien señalizado», afirma Ramiro Castrillo, dueño de la casa rural La Judería de Oña.
Eva Romero, responsable de la Marca de Garantía de ‘Cereza y Manzana Reineta’ de las Caderechas, aclara que sí que disponen de croquis donde aparece señalizada la ruta de los cerezos en flor. « Además, toda la información está en la página web, pero sí que es verdad que las oficinas de turismo y los alojamientos de la zona tendrían que tener formato físico para entregar a los hospedados interesados o, para explicar a aquellos que no lo conozcan. En principio, vamos a entregar trípticos informativos en Oña, Salas de Bureba y Poza», manifiesta Romero.
Los dueños de hospedaje de las localidades más próximas al valle, como son Poza de la Sal, Oña, Terminón y Pino de Bureba coinciden en que la mayoría de los visitantes que se acercan a presenciar la floración no pernoctan sino que, pasan el día y por la tarde retornan a sus casas. «Algunos vienen con la información traída de casa pero, la mayoría de los que se quedan un fin de semana o varios días, lo hacen para disfrutar de la comarca en general, no para ver los frutales. En la provincia se empieza a conocer el nombre de las Caderechas, de su fruta y de su Marca de Garantía, pero fuera de la provincia queda mucho trabajo por hacer», declara el dueño de la casa rural Casa Llano, David Urbina. 
Este año, la floración de los árboles también coincidirá con el inicio de las vacaciones de Semana Santa, y el número de visitantes crece considerablemente, convirtiéndose en una fecha muy buena para trabajar. «Son cinco días muy concentrados de gente que busca disfrutar de nuestros pueblos y de sus atracciones. Si además se pueden deleitar del campo del valle cubierto de flores blancas, es un plus para nuestros negocios», añade un hostelero oniense. 
Este pequeño milagro de la naturaleza dura muy poco tiempo, aproximadamente diez días. Momentos en los que las Caderechas rebosa vitalidad en forma de miles de pétalos blancos. Es el anuncio oficial de la primavera y, cada año, son más los adeptos que se acercan hasta este pequeño rincón burgalés, aunque la zona sigue siendo una gran desconocida. La ruta de los cerezos, que comienza Huéspeda o en Herrera de Valdivieslo y consta de 5 kilómetros solo de ida, sin desnivel apreciable, recorre la zona de campos de cerezos más fotogénicos.

ANTIGUAS VARIEDADES.

La Asociación de productores del Valle de Caderechas continúa con las iniciativas destinadas a la mejora de las producciones frutícolas. Presentó en Madrid su proyecto de identificación y puesta en valor de variedades tradicionales de frutas producidas en las áreas Red Natura 2000 de La Bureba. 
Se trata de una idea que se inició en la anterior campaña y que  continúa en la presente. Está siendo financiado por el grupo de acción local Adeco Bureba. El trabajo tendrá una duración total de dos años y un presupuesto de 18.000 euros. 

LA FLOR SE HA DAÑADO PERO EL SÁBADO LUCIRÁ.

El pasado fin de semana, como consecuencia de las lluvias y de una fuerte helada, bastantes flores de los cerezos de la parte baja del valle se han estropeado. La predicción del tiempo para estos días mejora, suben algo las temperaturas, pero todavía caerán algunas lluvias, por lo que el proceso se mantiene paralizado.  
De cara al fin de semana, los frutales que quedan por florecer, tendrán una buena estampa. «El sábado se verá muy bien, da muy bueno, por lo que las yemas que todavía no han despertado, lo harán. En la parte más baja del valle, se apreciará perfectamente, en las altas, como son en Herrera o Madrid, quedan pocos brotes para abrirse», afirma Juan José Gandía, presidente de la Asociación de Productores y Comerciantes de las Caderechas.