La Noche Blanca traslada la 'Rueda' al paseo de Atapuerca

I.L.H. / Burgos
-

El espectáculo aéreo creado por Estampades para el 23 de mayo no se desarrollará en la Plaza Mayor, sino en la explanada del MEH. La fiesta Holy se muda a la plaza de la Libertad

En el ‘pozo de la Santa’ la religiosa de Ávila cogía agua todos los días. - Foto: Luis López Araico

Los ajustes en la programación de la Noche Blanca, que se celebrará el sábado 23, han hecho variar de ubicación algunos espectáculos por cuestiones de logística o seguridad y han permitido añadir algún evento más, hasta sumar un total de 150 actividades.
El espectáculo aéreo de gran formato este año tampoco se desarrollará en la Plaza Mayor por razones del peso que debe soportar. El montaje creado especialmente para la Noche Blanca por Estampades se traslada al paseo de Atapuerca, en la explanada junto al Museo de la Evolución Humana. La Rueda girará junto al río al ritmo de la música de Diego Galaz y Jorge Arribas. En el aire, bailarines del Comité de Folclore junto a profesionales de la danza contemporánea aérea crearán un espectáculo «que lleva el folclore a la vanguardia más innovadora, manifestando su poder de adaptación y de  generar  nuevas perspectivas tanto sonoras como visuales», tal y como apuntan desde la compañía. Los Gigantillos y la dulzaina tampoco faltarán en esta Rueda de baile vigoroso.
Otro espectáculo que muda de sitio es la fiesta Holy, una invitación a bailar los ritmos de Bollywood. En lugar del CAB y el puente de Santa María, los bailarines llenarán de colores la plaza de la Libertad. Para esta actividad se recomienda llevar ropa blanca para que pueda decorarse de los polvos Holl que se lanzarán sobre los bailarines.
Pero ni la Plaza Mayor ni el puente de Santa María quedarán vacíos de contenido. En el recinto de baldosas rojas se ubicarán talleres infantiles y familiares de disfraces, maquillaje, juegos motrices en inglés, circo y duendes y gigantes. En el puente junto al arco tendrá lugar el teatro y los cuentos de Signovisión organizados por  Aransbur, así como los farolillos de papel que iluminarán esa zona del río.

El pozo de la santa

Entre las actividades que se incorporan al programa de la Noche Blanca destaca la apertura de los huertos y jardines del convento de San José y Santa Ana. Las carmelitas que pertenecen a la última fundación de Santa Teresa abrirán por primera vez sus puertas al público entre las 9 de la noche y la 1 de la madrugada. La entrada al recinto se realizará por la puerta de chapa que está situada junto al centro de salud de Santa Clara.
En la zona ajardinada hay un pozo que las monjas llaman «de la Santa» porque de él la religiosa de Ávila sacaba agua todos los días e incluso lavaba allí la ropa.