Aparicio regresa a FAE después de 33 años de excedencia

J.M.
-

El exministro y exalcalde, de 63 años, empieza hoy su labor como asesor de Relaciones Institucionales y Centro Tecnológico

Aparicio regresa a FAE después de 33 años de excedencia - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

De la misma manera que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy decidió tras salir de la Moncloa recuperar su plaza como registrador de la propiedad en Santa Pola (destino que abandonó hace unos meses para regresar a Madrid), el exalcalde de Burgos, exministro de Trabajo y hasta hace un mes consejero de Indra, Juan Carlos Aparicio, ha querido seguir el mismo camino que el que fuera uno de sus compañeros en los consejos de ministros de José María Aznar y tras culminar una longeva etapa en la vida pública regresa al que fue su último empleo. Hace ahora 33 años desde que el político burgalés pidiera una excedencia en la Confederación de Asociaciones Empresariales (FAE) y ha sido ahora cuando ha solicitado reincorporarse a la patronal. De hecho, hoy será su primer día en la que siempre ha considerado su casa.
El regreso de Aparicio a su puesto de trabajo, al que tiene derecho por haberlo dejado para ocupar un cargo público, ha sorprendido absolutamente a todos. Incluidos a los profesionales y mandatarios de la patronal. Lo que no quita para que ayer se mostraran encantados con su regreso y confiados en que hará buenas aportaciones a la institución. De hecho, ya se le ha habilitado un pequeño despacho en la segunda planta, desde el que ejercerá sus nuevas funciones como asesor de Relaciones Instituciones y Centro Tecnológico. Una responsabilidad que ha acordado con los mandatarios de FAE.
Ya en el día de ayer Aparicio se dejó ver por la sede de la Plaza Castilla y en un desayuno informal que tuvo lugar tras la presentación de la nueva Oficina de Transformación Digital de la patronal, comentaba que aún le quedaban ganas de seguir en activo y de aportar su experiencia a FAE. Aunque se podía haber prejubilado ya y con la pensión máxima, el exalcalde, que cumplirá en abril los 64 años, detallaba que desde sus responabilidades políticas siempre ha mirado de reojo los avances de la patronal burgalesa.
El ver cómo ha evolucionado la institución a la que entró en 1981 y dejó en 1986 ha sido, según reconocía, una de las grandes motivaciones para regresar. Recordaba cómo en su antigua etapa eran poco menos que dos y el del tambor, los no pocos convenios que le tocó negociar con los sindicatos y felicitaba el progreso experimentado por la patronal en los últimos años.
Respecto al hecho de abandonar la vida pública afirmaba que en política hay que «saber llegar y también salir». Y en este último caso, dejaba caer la, a su juicio, inapropiada marcha de una dirigente regional de su partido. Se refería a la de la expresidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente.
En su dilatada carrera profesional en el servicio público, Aparicio ha sido procurador en las Cortes regionales (entre 1983 y 1989), vicepresidente y consejero de la Presidencia en la Junta (1989), diputado nacional en 7 legislaturas, secretario de Estado de la Seguridad Social (entre 1996 y 1999), ministro de Trabajo y Asuntos Sociales (entre 1999 y 2002), senador (entre 2004 y 2008), alcalde de Burgos (de 2003 a 2011) y consejero de Indra (desde 2013 hasta finales de enero de 2019).