Un gesto de esperanza

R.E.M
-

El cuento 'Levanta tu pulgar' narra el día a día de una niña con discapacidad auditiva que muestra cómo se siente en diferentes momentos de la vida cotidiana en esta crisis sanitaria con el fin de «poner en valor a estas personas»

Imagen de archivo de un acto organizado por Aransbur.

Una niña con discapacidad auditiva cuenta su día a día de un confinamiento que está resultando complicado para todos, pero especialmente para ella. El impacto del virus se introduce en todos los ámbitos de la sociedad y pasa a estar presente en todas la conversaciones. Desde sus ojos permite observar la realidad que vive y cómo con el desparpajo y la inocencia habituales de su edad supera las barreras de la comunicación.
Una historia recogida en el cuento Levanta tu pulgar, escrito por María Teresa Fernández Rodrigo, autora de la novela Retazos y de Nabila y sus cosas, e ilustrado por Lucas Rodrigo, diseñador gráfico y director de la compañía Fatídico Teatro. La autora es sorda profunda, mientras que su hijo Lucas padece una sordera severa bilateral.
Una iniciativa que pretende «poner en valor a estas personas y de paso servir de ejemplo para otras generaciones de niños que pueden destacar en facetas variadas como la escritura o la ilustración», explica Marisol Illana, de la Asociación para la Reeducación Auditiva de Niños Sordos de Burgos. Y es que el cuento está integrado dentro de los proyectos de interés social Protagonistas (Fapas CYL) y Capacitando (Aransbur) con el objetivo de empoderar a jóvenes con deficiencia auditiva.
El signo esperanzador, protagonista de este relato, es levantando el pulgar. Porque en numerosas ocasiones «un simple gesto y una simple mirada, dicen mucho más que mil palabras». Un pulgar hacia arriba que guarda mucho significado y que invita a la ilusión y al optimismo.
Aunque trata sobre una niña, lo cierto es que el mensaje que transmite está un poco más dirigido hacia adultos. «Da ligeras pinceladas de lo que pasa por la cabeza de una persona sorda, de los prejuicios que surgen por desconocimiento muchas veces», explica Illana, que recomienda disfrutar de esta lectura en familia.
Y es que a pesar de que todos están haciendo un gran esfuerzo reconoce que no estaban preparados para esta situación ni las familias, ni los colegios... y desde la Asociación están desarrollando la creatividad para generar nuevas herramientas y protocolos de actuación. «El hecho de ver en un cuento un libro como tú también es distinto», expresa Illana, que reconoce que para quienes viven en la ciudad resulta más sencillo encontrar a una persona en la misma situación, pero en otros lugares de la provincia es más complicado que encuentren a un referente.
En los próximos días también estarán disponibles versiones accesibles con audio, pictogramas, lectura fácil y Lengua de Signos Española de esta iniciativa creada con motivo del Día del Libro y que ha contado con la colaboración tanto de Aransbur como de MQD.