¡Que tiemble Sevilla!

DB
-

Los vecinos del G-3 siguen siendo los reyes de la fiesta durante la clausura y la decoración cumpleañera de Condesa Mencía 159 ratifica ese título

Los vecinos sacaron pelucas y otros accesorios del armario para animar la tarde. - Foto: Alberto Rodrigo

Los vecinos del G-3 se han empeñado en conseguir el título de los más fiesteros del estado de alarma y van camino de ponerse la corona de laureles. Si un puñado de portales de Victoria Balfé ha concentrado la atención con su bingo dominguero o sus fiestas temáticas del sábado noche, los vecinos de la calle Condesa Mencía, 159 acapararon las miradas de todos los que pasaron por delante de la fachada el pasado domingo. ¡Que tiemble Sevilla! 
Globos de colores que repintaron los ladrillos, guirnaldas de salón a salón y de alcoba a alcoba, banderines que para sí quisiera cualquier verbena, risueños payasos asomados en las ventanas, narices rojas, banderas de España, peinetas y sombreros cordobeses... No faltó de nada. Tampoco las pancartas en defensa de la sanidad pública y otras reclamaciones. La fiesta no está reñida con la reivindicación. 
Al parecer, tanto colorín no era baladí. Se celebraba un cumpleaños y, a buen seguro, el protagonista nunca olvidará la fiesta, que tampoco se quiso perder la Policía Local. Un nuevo cumpleaños feliz en su hoja de servicio. 
Los aplausos en los balcones con los que los ciudadanos de a pie agradecen día a día el trabajo de las personas que luchan contra el coronavirus en la primera línea de batalla se han convertido en una oportunidad para muchas comunidades de vecinos. Ese paréntesis en el confinamiento en las casas obligado por el estado de alarma ha hecho que las fachadas se erijan en el nuevo punto de encuentro social, donde se da cuenta de las últimas novedades en la comunidad y se festejan los aniversarios por todo lo alto.