Prisión sin fianza para la pareja que tiró a su hija al río

SPC
-

El informe forense desvela que la niña nació viva y en perfecto estado, y que sus progenitores la lanzaron al Carrión dentro de una bolsa de viaje. La pareja está siendo investigada por asesinato

Concentración de repulsa en el Ayuntamiento de Husillos Palencia), localidad donde se encontró el cadáver del bebé. - Foto: Brágimo

Prisión provisional, comunicada y sin fianza para los dos jóvenes detenidos este lunes después de que arrojaran a su hija de poco más de 10 días al río Carrión a la altura de Husillos (Palencia), dentro de una maleta de viaje, donde falleció. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Palencia está investigando a los progenitores de la menor muerta por un delito de asesinato, según informaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Los dos acusados, de 23 y 29 años, fueron trasladados durante la jornada de ayer en sendos coches policiales desde la Comisaría Provincial de Policía de Palencia, donde permanecían detenidos desde el lunes, tras haberse negado a declarar, y donde fueron recibidos entre algún grito de «asesina» coreado por el público que se encontraba en las inmediaciones del mismo, según informa Efe.
Una postura que mantuvieron ayer en su comparecencia ante el juez instructor, donde se acogieron a su derecho a no declarar. Según ha trascendido, la pareja que mató a su hija  son dos vecinos de la capital palentina, de los que no ha trascendido su identidad. Sin embargo, el informe forense ha desvelado que la niña nació viva y en perfecto estado, según precisaron fuentes policiales, que detallaron que la pareja tiró a la niña al río dentro de una bolsa de viaje.
Husillos muestra su repulsa

Por su parte, la localidad de Husillos mostró su repulsa al hallazgo de un recién nacido muerto en el río Carrión con la lectura de un pequeño manifiesto, tras guardar un minuto de silencio, al que se sumaron medio centenar de vecinos.  El alcalde de la localidad, Juan Jesús Navares, subrayó que «esto es un suceso que ha ocurrido en el término municipal de Husillos», pero consideró que «hay algo que esta sucediendo en la sociedad que no es correcto». Este es un pueblo con «pocos habitantes, pero que crece, en el que se observa una tipología de vida, en la que el vecino se preocupa del resto y ayuda», apuntó. Navares recalcó que «hay algo que se está haciendo mal cuando en España hay en torno a una veintena de bebés que son tirados a contenedores o enterrados». «Algo como sociedad no está bien, ya que no es un tema de Husillos o de Palencia, sino de sociedad, como ocurre con otras muchas cosas». Destacó que sucesos como éste son «quizá el día a día y, tal vez, sería de lo que habría que hablar a nivel político, al ser un problema». No obstante, el regidor «se negó a juzgar a nadie», informa Ical. Aun así, en ese sentido, ratificó que «hay muchas formas de solucionar este tipo de situaciones», en un momento en el que existe muchas personas esperando poder ser padres y responsabilizarse de ellos, añadió. 
Vínculo con el pueblo

Navares apuntó que «lo vivió con sorpresa e incredulidad», quien afirmó que «las personas involucradas en el suceso no son vecinos de Husillos y que desconoce el vínculo con la localidad». Aun así, algunos vecinos contradicen la versión, dado que aseguraron a la Agencia Ical que «conocen mucho a la familia, la cual era extraordinaria, y que visitaban mucho el pueblo al tener una casa».