No hay 5º malo

B. Antón / Canicosa
-

El pino-roble de Canicosa queda por detrás de los representantes de Hungría, República Checa, Eslovaquia y Polonia en el concurso Árbol Europeo del Año

Espectacular imagen del pino-roble, con sus dos tonalidades. - Foto: DB

Una decepción a medias, porque el hecho de optar a este premio era ya un premio. Así han aceptado los vecinos y el alcalde de Canicosa, Ramiro Ibáñez, el resultado del concurso Árbol Europeo del Año, donde el curioso ejemplar de la localidad, el pino- roble, era el representante español y optaba a ese título junto a otros 14 ejemplares europeos. Después de meses de votaciones a través de internet, los resultados de este certamen se dieron a conocer ayer en Bruselas durante una gala. El árbol burgalés, que ha contado con un importante respaldo, ha quedado finalmente en quinta posición, con 21.191 votos, por detrás de los representantes de Hungría (72.653 votos), República Checa (43.451 votos), Eslovaquia (29.114 votos) y Polonia (23.313 votos).

Mientras el número de votos de cada ejemplar eran públicos (llegó una fase del concurso en la que no aparecían), el pino-roble se encontraba en tercera posición, por eso existían entre los vecinos las expectativas de lograr un mejor resultado. «Manteníamos la ilusión de poder ganar, aunque sabíamos que era difícil porque estábamos detrás de países como Hungría y República Checa con tradición en el concurso y con experiencia en poner en valor los recursos medioambientales. Nos hubiera gustado haber sido el Árbol Europeo del Año, pero estamos contentos de haber participado y de haber sido elegidos el representante español», señaló el alcalde nada más conocer los resultados.

Ibañez agradece el apoyo que ha tenido el ejemplar durante todo el concurso, «no solo de los pueblos de la comarca, que se han volcado con nosotros, sino de gente de muchos lugares que nos han votado y también de los medios de comunicación, que han colaborado en su difusión», y recuerda que han perdido votos por errores al ejecutarlos. «Una vez que se pinchaba en el enlace para votar se recibía otro enlace en el correo electrónico para confirmar el voto. Mucha gente se pensaba que con pinchar una vez valía y no confirmó su voto», explica.

El alcalde pone como ejemplo a este curioso árbol e invita a conocerle. «El pino-roble está muy actualizado, muestra como la convivencia es posible aunque seamos diferentes, quizá los humanos deberíamos de aprender de él. Invito a quienes no lo conozcan que se acerquen a Canicosa y a la comarca; tenemos ‘Mil secretos por descubrir’ y cinco espacios naturales en 40 kilómetros», comenta Ibáñez, que ha aprovechado el evento para llevar hasta Bruselas folletos turísticos de la comarca, en castellano como en inglés.