scorecardresearch

El socialismo que viene

Agencias-SPC
-

El PSOE renueva este fin de semana su cúpula política bajo el marchamo de Pedro Sánchez y en un ambiente de cierto triunfalismo progresista. Felipe González y Rodríguez Zapatero son solo algunas de las 'estrellas' del cónclave que arroparán la nueva

Sánchez ha conseguido que en cuatro años las heridas de la formación progresista se hayan cerrado. - Foto: Juan Carlos Hidalgo

Más fuertes y unidos que nunca. Ese es el mensaje que ha lanzado el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a los militantes y simpatizantes socialistas de cara al próximo congreso, el número 40, que los progresistas celebran a partir de hoy y durante todo el fin de semana en Valencia bajo el eslogan de Avanzamos.

Con la confianza de haber superado la pandemia, o al menos sus momentos más duros, y de volver a poner en marcha la economía, el PSOE se muestra crecido ante un cónclave en el que renovará parte de su Ejecutiva. 

En esta tesitura, los socialistas quieren darse un baño de masas en el que primarán las ideas de un PSOE como partido igualitario, que apoya la recuperación justa de sus ciudadanos y que avanza hacia el futuro, como señala su lema.

Por eso Sánchez, tras presentar esta semana los Presupuestos en el Congreso -una de las Cuentas con mayor gasto de la Historia- llega a Valencia como el jefe que es capaz de llevar a cabo los postulados del PSOE: «Un modelo basado en una fiscalidad más justa y un Estado fuerte, que sea capaz de garantizar prosperidad económica a la vez que igualdad y justicia social».

 

¿En qué situación está la formación?

Ferraz celebra su 40 Congreso Federal en un momento de calma interna y con un liderazgo consolidado de Pedro Sánchez, que ha sido proclamado recientemente secretario general sin necesidad de votación, ya que no tenía rival alguno. Además, es presidente del Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, que, pese a las tensiones internas, acaba de pactar dos asuntos de relevancia: la primera ley integral estatal de vivienda de España y los Presupuestos para 2022.

Una situación muy distinta a la del 39 Congreso Federal, en 2017, cuando el madrileño fue elegido líder del PSOE tras su abrupta salida del partido, al vencer en las primarias a sus dos adversarios: Susana Díaz y Patxi López. En ese momento, el bloque vivía una fuerte crisis interna fruto de la división que supuso la negativa de Sánchez y de otros diputados socialistas a apoyar la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno frente a la mayoría del grupo parlamentario, que optó por la abstención.

El inquilino de La Moncloa, que previamente se había sometido a dos sesiones de investidura como presidente fallidas, acabó dimitiendo como secretario general ante la presión de buena parte de sus compañeros y el PSOE terminó en manos de una gestora hasta la elección de un nuevo mandatario.

Respaldado por la militancia con su victoria en las primarias de 2017, Sánchez volvió a tomar las riendas del partido, pero lo hizo en un momento muy crítico, con heridas recientes que ahora, cuatro años después, están sanadas.

 

¿Quiénes participan?

Son 1.083 los delegados miembros de pleno derecho del Congreso, ya que tienen voz y voto en el plenario. Proceden de las delegaciones territoriales del PSOE (provinciales e insulares), de Juventudes Socialistas de España, de las organizaciones sectoriales y de las delegaciones del partido en América y Europa.

A falta de confirmar más invitados, entre los asistentes destacan la alcaldesa de París y candidata a la Presidencia francesa, Anne Hidalgo; los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero; así como el exsecretario general del partido y exvicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia.

La presencia de los dos exjefes del Ejecutivo será una de las imágenes de este cónclave y servirán, según el propio Sánchez, para reivindicar desde la unidad su legado y «también el presente y el futuro» de la formación progresista.

También asistirán al Congreso los ministros del lado socialista del Gobierno, incluyendo los que no están afiliados, así como los presidentes autonómicos del PSOE. Todos ellos se harán una fotografía con Sánchez este viernes, antes de que el domingo el secretario general clausure los actos con un mitin abierto a la militancia. Ese mismo día, se rendirá homenaje al que fuera secretario general del PSOE y vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, fallecido en 2019.

 

¿Cómo será la nueva ejecutiva federal?

Cristina Narbona seguirá siendo presidenta del PSOE en la nueva Ejecutiva Federal, en la que entrará la directora adjunta del Gabinete de Pedro Sánchez, Llanos Castellanos, como secretaria del área de Relaciones Institucionales y Administraciones Públicas y responsable de Justicia. Por otro lado, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, dejará de ser secretario ejecutivo de Formación en la Ejecutiva Federal para pasar a ser encargado de Acción Electoral.

Todos estos nombramientos se harán oficiales en el Congreso, en el que se elegirán los nuevos órganos de dirección a nivel nacional: Comisión Ejecutiva Federal, Comité Federal y Comité de Ética y Garantías. La decisión depende directamente de Pedro Sánchez, que desde el principio era el único puesto seguro en la Ejecutiva.

También permanecerán la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y probablemente el secretario de Organización, Santos Cerdán, que ha sustituido en el cargo a José Luis Ábalos tras su dimisión.