Nuevo repunte de casos nuevos, 19 altas y otros 3 fallecidos

J.D.M.
-

En las últimas 24 horas se han detectado otros 86 contagios en la provincia. Tres pacientes han salido de la UCI del HUBU desde ayer. Otros 16 internos en centros burgaleses han fallecido con COVID-19 o con síntomas

Nuevo repunte de casos nuevos, 19 altas y otros 3 fallecidos - Foto: Christian Castrillo

En el día 33 desde la declaración del estado de alarma, un nuevo repunte de casos nuevos (86) ha elevado a 1.406 la cifra de contagiados en la provincia de Burgos, según los datos facilitados este jueves por la Consejería de Sanidad. Desde la última comunicación, 19 personas más (y ya van 583) han abandonado los hospitales burgaleses y otros tres han fallecido (152 en total), dos de ellos en la capital burgalesa y otro en Miranda.

En la UCI del Hospital Universitario hay 43 pacientes, tres menos que ayer, pero en planta hay tres ingresados más (138). Otros 417 infectados con SARS-CoV-2 han dejado ya el HUBU recuperados de la COVID-19 desde el inicio de la pandemia y 88 no superaron la enfermedad. 

En los otros dos complejos asistenciales de la provincia, las noticias son incluso mejores que en la capital, según los datos actualizados a las 8 de la mañana de este jueves. En el Santiago Apóstol mirandés hay dos hospitalizados menos (11), se han dado otras dos altas (77) y no ha fallecido nadie en las últimas 24 horas; mientras que en el Santos Reyes arandino se atiende a 15 personas (cuatro menos que el miércoles) y los sanitarios han mandado a su casa a otros cinco pacientes (89 en total).

En Castilla y León, la Consejería de Sanidad ha comunicado este jueves 683 nuevos positivos (166 más que ayer) y la cifra actual de confirmados con COVID-19 alcanza ya los 14.380, aunque el número de casos, entre posibles y confirmados, registrados en el sistema Medora es de 38.349 (leves -la mayoría-, moderados y graves).

Otras 199 han recibido el alta hospitalaria en la región en las últimas 24 horas (cinco menos que ayer), y el total de pacientes recuperados en la Comunidad roza ya los 5.000 (4.924), y aunque el número de decesos cae (29 este miércoles) ya son más de 1.400 las víctimas mortales por esta pandemia.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha atribuido este repunte al mayor número de test que se vienen realizando estos días, aunque "la mayoría de estas pruebas son de anticuerpos y puede que una persona haya tenido COVID-19 pero ya haya pasado la enfermedad", ha explicado Casado, que ha puntualizado que "los enfermos moderados o graves no están aumentando".

En este enlace se pueden consultar todos los datos actualizados y provincializados de la situación epidemiológica en Castilla y León.

"El golpe más duro desde la Guerra Civil". El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha querido hacer balance del primer mes desde que fuera declarado el estado de alarma. "Es el golpe más duro que ha sufrido nuestro país desde la Guerra Civil", ha asegurado Igea, que ha indicado que este "sufrimiento económico y personal" ha obligado a las diferentes consejerías de la Ejecutiva regional a hacer una reestructuración y un sobresfuerzo para "duplicar las camas de UCI", atender "miles de ERTE que afectan a miles de ciudadanos", "proveer fondos con urgencia", cambiar de una educación presencial a una telemática "en plazo récord", seguir trabajando de forma telemática desde la propia administración e "informar al ciudadano con trasparencia", además de mantener el suministro principal de alimentos (por parte del área de Agricultura) y atender a "una de las mayores crisis" que han sufrido nuestras residencias (Familia).

"Hay un trabajo ímprobo pero no estamos satisfechos mientras un ciudadano de Castilla y León sufra la pérdida de un familiar, de su trabajo…", ha indicado el vicepresidente de la Junta, que asegura que esta epidemia "va a cambiar la vida en la Comunidad, en nuestro país y la vida tal y como la entendíamos en nuestro continente". 

Otros 7 internos fallecidos con COVID-19. En Castilla y León, 1.929 internos han fallecido desde el inicio de la crisis sanitaria con coronavirus o con síntomas de haberlo padecido, según fuentes de la Junta publicados este jueves. En Burgos, son 191 las víctimas mortales en residencias de mayores (públicas y privadas) y centros de personas con discapacidad (públicos) relacionadas con esta enfermedad, 88 infectados con SARS-CoV-2 (7 más que ayer) y otras 103 con síntomas compatibles (a los que no se les realizó ninguna prueba antes de morir).

Además, ya hay 523 residentes que han dado positivo en los test, 53 más que ayer por el incremento de pruebas realizadas estos días. 955 personas en nuestra provincia están aisladas en estos centros bien por presentar síntomas o bien por prevención.