El Museo de Geología reunirá varias colecciones particulares de fósiles

I.P. / Tejada
-
Alfredo Abajo, teniente de alcalde, junto a la casa del cura que albergará en museo geológico. - Foto: Luis

El Ayuntamiento rehabilita la antigua casa del cura, que compró hace años al Arzobispado, para crear un centro geológico y paleontológico que sea referente de su riqueza mesozoica

De antigua casa del cura a Museo de Geología y Paleontología. Ese es el destino de este inmueble de piedra de la pequeña pero bien conservada localidad de Tejada, en pleno corazón del parque natural Sabinares del Arlanza. El proyecto gestado desde hace varios años va dando sus pasos y en estos momento está a punto de adjudicarse la tercera y última fase del proyecto de rehabilitación del edificio gracias a la subvención aprobada recientemente por el grupo de acción local de la comarca, Adecoar. Con una inversión de 120.630,85 euros, esta última fase consistirá en rematar la obra civil, colocación de ventanas y en el equipamiento para acoger este singular centro de Geología y Paleontología. La ayuda que recibirá de los fondos que gestiona Adecoar asciende a 70.000 euros y el resto será aportado por la propia corporación municipal, que preside el alcalde Jorge Luis Páramo.
El inmueble, propiedad del Arzobispado, fue adquirido hace años por el Ayuntamiento y desde entonces se ha venido invirtiendo en su rehabilitación, con dos fases ya realizadas, ya que la antigua casa parroquial estaba en un estado bastante ruinoso. La idea del Museo surge para poder reagrupar en un único y digno espacio la diversidad de fósiles marinos (cefalópodos y gasterópodos, fundamentalmente) que conservan en sus propios domicilios vecinos de Tejada. Caracolas, erizos de mar, estrellas, almejas, conchas... se conservan en cajas, estanterías y vitrinas del pueblo después de que sus vecinos las han ido recogidos en su término municipal durante décadas. Y es que esta localidad tiene especiales características geológicas en su terreno, al estar en la estribación más occidental de la Cordillera Ibérica. El anticlinal de Tejada se extiende desde La Yecla a la zona conocida como El Risco, enLerma. Con las sucesivas erosiones del terreno desde el jurásico y cretácico, han ido emergiendo al exterior capas y pliegues de rocas que miran hacia abajo de esa época mesozoica, y a su vez aflorando los diversos restos de los animales marinos que poblaban esos terrenos. «Tejada es conocida entre los expertos por esa diversidad y riqueza de fósiles; de hecho, hay algunos vecinos que tienen una colección apreciable y buena parte recogidos, incluso, por sus antepasados», apunta el alcalde, que recuerda que no solo los tejadeños han recogido restos fosilizados desde siempre, sino también otros vecinos del entorno.  
 Esa riqueza es un patrimonio local que la Corporación y los propios habitantes quieren preservar y dar a conocer. Así,  el Ayuntamiento pretende adquirir, por donaciones, esas colecciones particulares para exponerlas en el Museo, de tal manera que éste se consolide como un centro de referencia para atraer a visitantes interesados en el mundo de la geología y la naturaleza en general.
El Museo Geológico se completará con la exposición de aperos  maquinas y herramientas antiguas, aunque no será esta parte etnográfica la que tenga más relevancia, sino la dedicada a la geología como seña de identidad del municipio. Además, se aprovechará la amplitud del inmueble para ubicar en la mitad de la planta superior del Museo un espacio para uso social y cultural de cara a organizar exposiciones, proyecciones o reuniones vecinales.
En cuanto al Museo se instalarán vitrinas para acoger las colecciones, figurando un cartel con el nombre del vecino que dona cada una. Igualmente, se dotará al centro de paneles retroiluminados informativos sobre las interesantes rutas que se pueden realizar. No se descarta, incluso, organizar esas rutas y contar con guías para que expliquen a los interesados la peculiar geología de este entorno.