El Alavés resurge a costa del Celta

EFE
-

Los babazorros se llevan los tres puntos con una victoria (2-0) que es puro oxígeno para sus intereses. Los gallegos se meten en problemas al caer en puestos de descenso

El Alavés resurge a costa del Celta - Foto: Jon Rodriguez Bilbao

El Deportivo Alavés resurgió con los goles de Lisandro Magallán y Lucas Pérez, que sirvieron para que los albiazules superaran este domingo al Celta de Vigo por 2-0 en un duelo correspondiente a la novena jornada de LaLiga Santander.
La primera ocasión clara llegó en el minuto 4 para un Alavés que entró mejor en el partido y que estuvo a punto de adelantarse con un testarazo de Joselu Mato que entró con todo en un saque de esquina pero su remate fue muy centrado y lo atrapó Rubén Blanco, bien colocado. Los albiazules intentaron llevar la voz cantante, pero una pérdida de balón en el centro del campo provocó un contragolpe veloz de los celtiñas que culminó con un gol de Santi Mina que celebraron los vigueses durante unos minutos, hasta que el VAR, tras un largo análisis, anuló por fuera de juega del delantero.
Fue un arranque con mucho ritmo e intensidad por parte de ambos equipos que buscaron un fútbol directo por bandas. En el minuto 28, Iago Aspas tuvo una gran oportunidad para deshacer el empate a cero al plantarse en el área con el balón, pero el argentino Lisandro Magallán estuvo muy acertado para arrebatarle el balón antes del remate del delantero celeste.
El Alavés resurge a costa del CeltaEl Alavés resurge a costa del Celta - Foto: Jon Rodriguez BilbaoFue un duelo de ida y vuelta y tras un error defensivo de Hugo Mallo en el minuto 33, Luis Rioja entró en el área para dar un pase de la muerte a Joselu Mato, pero el larguero evitó el primer tanto cuando el delantero gallego remató a placer. Posteriormente, en el 34, el VAR volvió a intervenir para revisar un penalti señalado por el colegiado González González, que interpretó una mano de Rafinha dentro del área tras un córner. El árbitro castellano-leonés tuvo que consultar el monitor para revisar la jugada y cambió la decisión que había tomado.
El primer aviso del segundo acto lo dieron los locales con una internada de Lucas Pérez que no acertó a culminar Aleix Vidal y seguidamente fue el celtiña Okay el que estuvo a punto de colar un despeje en su propia portería. En el minuto 50, ese mismo saque de esquina lanzado por Lucas Pérez, llegó el tanto de Lisandro Magallán con un potente remate de cabeza que se coló en la meta gallega y premió la actividad que tuvo el Alavés en la reanudación.
La renta se pudo ampliar en las jugadas posteriores, pero Joselu Mato volvió a perdonar al cruzar demasiado un disparo que completó un gran contraataque del equipo vitoriano que acumuló muchos hombres en el área rival, pero no encontró recompensa. Los de Asier Garitano llevaron el peligro en las jugadas a balón parado y así ocurrió en el minuto 65, cuando Víctor Laguardia remató un balón después de varios rechaces de cabeza en el área gallega, pero se encontró con Rubén Blanco que evitó el gol del zaguero maño.
Fue el Celta el que intentó hacerse con el control del esférico con el paso de los minutos y se fue aproximando a los dominios de Fernando Pacheco que tuvo que intervenir con un gran estirada para despejar un disparo de Denis Suárez. Pero, en el minuto 81, Lucas Pérez sentenció un partido al rematar con un potente disparo un buen pase de Aleix Vidal, que recuperó un balón de oro en campo rival. El Celta intentó recortar distancias pero el encuentro concluyó con un 2-0 para los alaveses.