Rompiendo barreras desde el espectáculo

C.P.
-
Rompiendo barreras desde el espectáculo

'Ice' y el 'Gato' cuentan qué significa ser un Globetrotter y aseguran que es un espectáculo que va más allá del baloncesto

Burgos ha recibido la visita de los mejores clubes de Europa. El Real Madrid, el Barcelona e incluso la seleción española han pisado el parqué del Coliseum, pero ninguno es tan mítico y singular como los Harlem Gobletrotters. El conjunto estadounidense, que hará un show en Burgos el próximo 14 de mayo, transciende más allá de lo puramente deportivo. Su historia y el espectáculo hablan por sí solos de una forma diferente de entender el baloncesto, rompiendo barreras sociales desde 1926.


Cuando la segregación racial era una cruda realidad en Estados Unidos, los Globetrotters desafiaron lo establecido creando el primer equipo de baloncesto formado únicamente por hombres de color. Por aquel entonces, a los afroamericanos no se les permitía jugar con los blancos y  los Harlem fueron la chispa que acabó con esa discriminación. «Se hicieron famosos más allá de las pistas porque  rompieron las barreras del racismo. El primer jugador de color que compitió en la NBAprocedía de los Harlem», cuenta con orgullo el ‘Gato’ Meléndez, uno de los veteranos del equipo.Siete años y 73 países visitados contemplan a este puertorriqueño, que se siente orgulloso de representar a la comunidad latina en estos tiempos convulsos. «El mensaje que lanzamos es que no importa cómo seas o de dónde. Si trabajas duro y te planteas un reto, puedes lograrlo», añade.


A su lado, su compañera de equipo ‘Ice’ Hrynko, asiente. Sabe que las mujeres también han tenido que recorrer un camino muy duro para hacerse un hueco en el deporte de élite. «Harlem permitió jugar a mujeres por primera vez y fue el germen para que se creara la WNBA. Es muy bonito ser una inspiración para niñas que quizá piensan que no pueden, pero al verme a mí ahí saben que es posible competir con nueve hombres», señala sonriente. ‘Ice’ tan solo lleva una temporada como Globetrotter después de una dilatada carrera en la WNBAy en Europa. «Está siendo una experiencia fantástica. Es el único equipo profesional que interactúa con sus fans. Hacer sonreír a la gente es increíble», reconoce ‘Ice’, que recibe ese mote porque deja congelados a sus rivales con sus regates.

 

Para ser un Globetrotter, dice el ‘Gato’, hace falta más que ser un gran jugador de baloncesto: «Esto es un espectáculo. Hay tres aspectos fundamentales: ser buena persona, buen jugador y saber entretener a la gente. Si tú eres el mejor del mundo al baloncesto, pero no tienes carisma, no puedes ser un Globetrotter». Además, la exigencia es tanta como la de un profesional, aunque no implique tanto trabajo físico. «Estoy haciendo trucos y tiros desde que me levanto hasta que me acuesto», dice ‘Ice’, que asegura que entrenan todos los días y juegan 450 partidos al año. «Eso sí, somos  40 y vamos rotando, sino no podríamos vivir», explica entre risas. Dentro del lujo que supone ser un Globetrotter, también hay un coste personal, ya que viajan por todo el mundo continuamente. «Combinarlo con la familia es difícil, pero no es como si eres un ejecutivo. Mis niñas están orgullosas de su padre porque hacemos a la gente feliz. En eso consiste nuestro trabajo».

 

ENTRADAS. Los tickets para el show del próximo 14 de mayo en Burgos tienen un precio que oscila entre los 18 y los 50 euros, con un 20% de descuento para los abonados del San Pablo. La actuación comenzará a las 19.00 horas en el Coliseum y durará una hora y media.

Rompiendo barreras desde el espectáculo
Rompiendo barreras desde el espectáculo
Rompiendo barreras desde el espectáculo
Rompiendo barreras desde el espectáculo