Ribera del Duero cierra la vendimia con 96 millones de kilos

Europa Press
-

El presidente de la Denominación de Origen, Enrique Pascual destaca que se ha logrado una calidad "impresionante" en el vino, superando las expectativas, en buena parte debido al equilibrio, la graduación alcohólica y los taninos "sedosos" del vino

Ribera del Duero cierra la vendimia con 96 millones de kilos - Foto: Luis López Araico

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha anunciado que la vendimia de 2019 ha cerrado con un total de 96 millones de kilogramos, lo que supone un 23 por ciento menos que el año anterior, que se traducen en un descenso de 29 millones de kilos ya que se recogieron 125 millones, pero con un "excelente estado y calidad".
El presidente del Consejo Regulador de Ribera del Duero, Enrique Pascual, ha señalado en una entrevista concedida a Europa Press que el descenso en la cantidad se debe a la escasez de agua, sobre todo hasta el mes de agosto.
La cantidad de la cosecha también ha sido inferior a lo habitual debido al escaso tamaño y peso de las uvas. Sin embargo, Pascual destaca que se ha conseguido una calidad "impresionante" en el vino, superando las expectativas con una calidad "fantástica", en buena parte debido al equilibrio, la graduación alcohólica y los taninos "sedosos" del vino.
Esta campaña también ha estado marcada por la recolección de 600.000 kilos de uva albillo mayor, ya que por primera vez en 37 años habrá vinos blancos con la DO Ribera del Duero.
Pascual apunta que esta variedad autóctona de uva estuvo a punto de haberse perdido, y finalmente se ha logrado añadir al portfolio un vino blanco de "calidad".
Desde el Consejo también aseguran que no habrá grandes cantidades de este tipo de vino, pero sí grandes calidades, con vinos blancos que a veces no están en muchas zonas de España.
Al mismo tiempo, el director general del Consejo Regulador, Miguel Sanz, ha destacado que no existe intención de competir con nadie en el mercado de los vinos blancos, ya que el objetivo no es hacer un vino comercial, sino un vino que "exprese el carácter de la bodega, porque no hay presión del mercado".
En total, 8.300 viticultores y 300 bodegas han participado en la cosecha de las 23.371 hectáreas inscritas en la Denominación de Origen. Alrededor del 80% de las uvas han sido vendimiadas a mano, con una "exhaustiva" selección de los racimos.
Por último, Sanz ha enfatizado que los retos a los que se enfrenta en la actualidad la DO son la internacionalización, los jóvenes, la accesibilidad a la información sobre los vinos y el cambio climático, minorando los impactos que habrá en el futuro en la Ribera del Duero.


Las más vistas