Saizar: «El Burgos debe aprovechar este proyecto para subir»

J.C. Moreno
-

Mikel Saizar pasó dos temporadas en el club burgalés y se convirtió en uno de los jugadores más queridos por la afición. Ahora milita en el Amorebieta, rival del domingo en El Plantío

Saizar: «El Burgos debe aprovechar este proyecto para subir» - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Mikel Saizar ha sido uno de los jugadores más queridos que han pasado por El Plantío en los últimos años. Estuvo dos campañas en el Burgos CF, disputó 75 de los 76 partidos de Liga y se ganó el cariño y respeto de toda la afición y de sus compañeros. Al final de temporada, Fernando Estévez le comunicó que no contaba con él para esta campaña y Saizar decidió regresar cerca de casa. Después de 15 años en equipos de media España y alguna experiencia en el extranjero fichó por el Amorebieta de Vizcaya, rival del domingo en El Plantío. El Burgos caló hondo en Saizar, que habla de este club como un aficionado más, y al que desea que ascienda cuanto antes. Asegura que el proyecto de los Caselli es muy ambicioso, con una gran plantilla, y que se debe aprovechar para intentar el salto de categoría. Recuerda con mucho cariño a la afición y reconoce que no le extraña la destitución de Fernando Estévez, al que reprocha demasiado protagonismo en la permanencia lograda in extremis  la pasada temporada. «Creo que se quiso apuntar la salvación para él solo», asegura Mikel Saizar.
El Amorebieta llega a El Plantío sin perder fuera de casa, cosechando 4 empates.
Así es, pero tampoco hemos ganado. Somos competitivos pero nos falta ganar. Son cuatro empates y prefiero ganar dos y perder dos y tener dos puntos más. Al final hay que  ir sumando. Somos un equipo que jugamos fuera igual que en casa, siempre salimos a ganar los partidos. En el anterior desplazamiento nos pusimos 0-2 y luego ya perdíamos 3-2. Somos un equipo valiente, que va a por la victoria, y puede pasar cualquier cosa.
¿Cómo define al Amorebieta?
Como ya he dicho es un equipo valiente, va a por el partido. Somos conscientes de que el Burgos tiene mucha más calidad que nosotros y habrá que hacer otras cosas para contrarrestar eso.
Regresa a El Plantío después de dos años muy intensos.
Sí, muy intensos y muy buenos. Al final la pasada temporada fue dura pero como acabó bien te quedas con muy buen recuerdo. En los momentos jodidos la afición estuvo con nosotros y eso es difícil olvidarlo.
Siempre dio la sensación de que se encontraba muy a gusto en Burgos.
Sí, tanto en la ciudad como en el equipo y en el club. Eso en el campo se nota, disfruté. Cada vez que jugábamos en casa era un campo para disfrutar con nuestra afición.
Desde su primera temporada se ganó a la afición, sobre todo al Fondo Sur.
Para mí era increíble. Cada vez que iba allí me aplaudían, me apoyaban. Al final soy el jugador que está allí solo y escucho los comentarios de la gente. Tuve una conexión especial con el Fondo Sur, que acabó contagiando a todo el campo. Todos ellos nos llevaron a una salvación que se nos había puesto muy difícil.
Era un equipo formado para estar arriba y que acabó luchando por eludir el descenso.
Recuerdo que en la última salida en diciembre ganamos en Vigo 0-1 y luego en casa al Fuenlabrada. Nosotros sabíamos que éramos capaces y la afición se dio cuenta que no podía dejar pasar esa oportunidad y fue la conexión definitiva con ellos hasta final de temporada. Fue increíble su apoyo para lograr ¡una salvación! Para lograr un play off es todo mucho más fácil, y su comportamiento fue admirable.
Llegó junio y su salida del club. ¿Le ofrecieron la renovación?
A todos los jugadores nos llamó Estévez y a mí me dijo que no contaba conmigo. Le desee suerte porque son decisiones que no están en mi mano. Trajo a otro portero, yo  me fui al Amorebieta y sigo al Burgos como un aficionado más.
¿Y qué le parece el actual Burgos CF?
Este año es diferente. Es un buen proyecto, con una gente que ha metido mucho dinero, ha hecho un muy buen equipo, con muy buenos jugadores y yo creo que estos dos años hay que aprovecharlos, hay que coger esta ola a ver si nos lleva a Segunda División. Llevamos muchos años esperando este momento y es la hora de aprovecharlo. Es un proyecto serio y hay que aprovecharlo para subir.
¿Le ha sorprendido la destitución de Estévez?
No.
¿No quiere hablar más de este tema?
Yo no le guardo ningún rencor, es su trabajo. Él decide quién sigue y quién no. Llevo muchos años en esto. Creo que se quiso apuntar la salvación para él solo. Ahora queda una gran plantilla y espero que al nuevo entrenador le vaya muy bien después del domingo y que pueda cumplir los objetivos del club.
¿Cómo define a este Burgos? ¿Quizás es una gran plantilla y le falta ser un gran equipo?
Puede ser. El año pasado nos salvó ser un equipo y conectar con la afición. Creo que después de estas dos últimas victorias van a estar con ellos. Tiene una buena plantilla y arriba cuenta con lo mejor de Segunda B, con Donovan, Juanma, Marcelo y Toché. Luego tiene futbolistas muy buenos como el capi (Andrés), Undabarrena, Goti o el portero. Palatsi me parece un porterazo para Segunda B. Plantilla hay y creo que es dar con la techa adecuada. Por lo que sé están trabajando muy bien ahora y va a ir más. Lo más importante es llegar bien a final de temporada.
¿Qué partido cree que veremos?
Desde mi punto de vista será jodido. El Burgos va a tener a su afición después de las dos últimas victorias. Hay que intentar aguantar al principio, dejar que pasen los minutos, que se calmen un poco e intentar controlar el juego.
¿Mantiene contacto con gente de Burgos?
Por supuesto. Para mí el fútbol es hacer amigos donde juego y dejar un buen recuerdo como persona. Hablo con José Luis (García), con el capi (Andrés), con el utillero, con Carmelo, que me parece una de las personas más importantes del club; con Manolo. Fuera del fútbol también dejé amigos.
¿Cuáles fueron sus mejores recuerdos en su etapa en Burgos?
Cualquier partido ganado en El Plantío. La afición te esperaba fuera, era muy especial.