Aranda gasta más de 400.000 euros cada año en horas extras

Adrián del Campo
-

Bomberos y Policía Local acumulan la mayoría de servicios. Afirman que no quieren más pluses, quieren compañeros

Los Bomberos de Aranda, en acción. - Foto: Juan Carlos Ontoria

Cuando saltó la noticia de que el Ayuntamiento de Aranda podría aprobar su presupuesto para este año antes de las elecciones municipales del 26 de mayo, en medio de una larga lista de gastos que tiene el Consistorio, Renovación Arandina Progresista (RAP) puso sobre la mesa los más de 400.000 euros que destina cada año el Ayuntamiento a pagar horas extras a sus trabajadores. Luego fue el concejal de Hacienda, Emilio Berzosa, quien confirmaba el dato cifrando las partidas dedicadas a este fin entre 400.000 y 500.000 euros. El edil popular también recordaba que hace unos años se logró reducir esta cuantía un 20 por ciento gracias a la creación del turno de 24 horas de los bomberos.

Actualmente, los servicios municipales que se ven obligados a realizar las horas extras que son necesarias para atender las necesidades locales son el de Bomberos, el de Policía local y el de Obras y Urbanismo, este último sobre todo por labores de montaje de escenarios o colocación de sillas para diferentes actos celebrados durante el verano, como explica el concejal de Hacienda. Emilio Berzosa también declara que la mayoría de horas extras recaen en Bomberos y Policía Local, cada uno de estos cuerpos acumula un 38 por ciento del total de horas extraordinarias. El 20 por ciento restante iría a los trabajadores de Urbanismo y lo que queda, ese cuatro por ciento, a distintos empleados municipales de distintos ámbitos. 

Los trabajadores de los servicios más afectados por las horas extras insisten en que ellos no quieren esos pluses, que lo que quieren y necesitan son más compañeros. «Los suficientes para poder prestar un servicio en condiciones óptimas», añaden mientras rechazan la idea de que los funcionarios «quieren cobrar más y más», incidiendo en que ellos no generan esas horas extras sino que «las tienen que hacer quieran o no» para cubrir unos servicios vitales para los vecinos de Aranda. «Hablamos de seguridad ciudadana», remarcan.

Desde los servicios municipales se quejan de varios casos en los que los trabajadores se ven obligados a realizar largas jornadas laborales o acumular varios días seguidos de trabajo. «Un compañero estuvo hasta 17 días sin librar», ejemplifican.  «En cuanto a los escenarios, el servicio de obras no está para montar o desmontar escenarios. El Ayuntamiento tendría que dar unos servicios determinados y hasta ahí, porque luego presta muchos servicios que no debería de dar», sentencian aludiendo también al convenio para la extinción de incendios que existe entre la Diputación de Burgos y el Consistorio de Aranda: «Es un problema político y organizativo. Más del 30 por ciento de las salidas son fuera de la ciudad. El dinero llega a la villa pero no repercute en el servicio de Bomberos».

A todo esto, desde los cuerpos municipales afectados por las horas extras añaden que en los próximos años se jubilarán más empleados que dejarán más coja una plantilla ya de por sí corta, mermada por «jubilaciones que no se repusieron». «Han reducido los servicios al mínimo y tenemos que estar disponibles 24 horas», critican

Como soluciones a los problemas que generan las horas extras, los trabajadores lo tienen claro y apuntan al aumento de plantillas: «Nosotros ya les hemos comunicado nuestra propuesta, pero no tienen en cuenta nuestro dictamen». El Ayuntamiento de Aranda sí que está trabajando en este sentido, sobre todo con la macroconvocatoria de policías locales, aunque los empleados municipales no son muy optimistas al haberse dado «poco tiempo» para la preparación de la oferta pública de empleo.

Los trabajadores de los cuerpos locales de Aranda reconocen que las horas extras «no son un mal fácil de corregir» porque «ni con el PP ni con el PSOE en la Alcaldía se ha solucionado». «La oposición tampoco es responsable, aquí nadie se responsabiliza de nada», sentencian mientras siguen demandando que se refuercen las plantillas municipales para dejar de tener que hacer tantas horas extras.