Nuevas poblaciones de buitres negros en la Demanda

DB
-
Nuevas poblaciones de buitres negros en la #Demanda

El Proyecto Gypaetus Monachus, lanzado por la asociación naturalista GREFA para contribuir a recuperar las poblaciones europeas de las rapaces necrófagas amenazadas, está permitiendo el asentamiento de esta especie en la sierra burgalesa

Gracias a este proyecto, una nueva colonia de buitre negro comienza a perfilarse en la Sierra de la Demanda, donde esta especie había desaparecido como reproductora. Este éxito ha sido posible gracias a la liberación de 31 ejemplares desde 2017 en el sector burgalés de estas montañas. De estas aves, 21 de ellas, es decir, casi el 70%, permanece en la misma zona en la que fueron liberadas, un dato que refuerza la posibilidad de que la especie se reproduzca en un futuro cercano en el área de reintroducción, que es el objetivo del proyecto. Además, la presencia de estos buitres negros ha atraído al lugar a un mínimo de ocho ejemplares procedentes de otras colonias españolas de la misma especie.

 

Otro logro derivado de las liberaciones de buitres negros en la Sierra de la Demanda ha sido la formación de 11 parejas hasta el momento, de las cuales 9 permanecen activas y 4 de ellas han comenzado a construir sus nidos durante la actual temporada de cría en las plataformas artificiales que el Proyecto Gypaetus Monachus ha instalado en los pinares de la zona. "Se trata de los primeros registros de nidificación de parejas territoriales de buitre negro de los que tenemos constancia en la provincia de Burgos desde la extinción de la especie como reproductora hace varias décadas", indica Lorena Juste, responsable del Proyecto Gypaetus Monachus en la Sierra de la Demanda. Otro de los puntos fuertes del proyecto es su dimensión social. "Estamos consiguiendo revitalizar el medio rural de la zona donde trabajamos a través de numerosas actividades de carácter público dirigidas a involucrar a diferentes sectores de población, entre ellos ganaderos y cazadores, en la conservación del buitre negro", explica Juste.

 

Una acción similar destinada a crear otra nueva colonia de buitre negro en Pirineos se inició hace más de diez años a iniciativa del Proyecto Gypaetus Monachus. Hoy en día esta población pirenaica, ubicada en la reserva de Boumort (Lleida), bate año tras año su récord de reproducción: de las 20 parejas formadas, 14 están por estas fechas incubando sus puestas de un único huevo (típicas en esta especie) y 2 más podrían empezar a hacerlo en breve. Más de 60 buitres negros viven actualmente en esta colonia desde que
se iniciasen las reintroducciones de ejemplares en 2007. "Un indicativo de la buena evolución de la especie en Boumort es que, además de los buitres negros reintroducidos, cada vez hay más ejemplares silvestres, bien sea porque han nacido en la propia colonia o bien porque llegan aves de otras colonias, tanto españolas como francesas", afirma Émilie Delepoulle, responsable del Proyecto Gypaetus Monachus en Pirineos.