El número 900 222 000 recibe hasta 3.500 llamadas a la hora

SPC
-

Casado pide llamar al centro de salud para todo salvo que se tengan síntomas o se haya estado expuesto al contagio

Verónica Casado.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, destacó hoy que el teléfono 900 222 000 habilitado para atender la crisis sanitaria del coronavirus ha pasado de recibir entre 400 y 600 llamadas diarias a recibir 3.500 a la hora, por lo que su departamento ha decidido ampliar más su dotación, para que cuente con hasta siete profesionales sanitarios a partir del próximo lunes, que suman a los gestores.

Casado, que compareció para informar sobre la evolución del Covid-19, indicó que este teléfono está recibiendo muchas llamadas que no están estrictamente vinculadas con el coronavirus. Por ello, reiteró que solo debe marcarse si se tienen síntomas compatibles con esta infección o si se ha estado expuesto al contagio. 

La titular de Sanidad indicó que ahora el 900 222 000 cuenta con 20 gestores por la mañana, 20 por la tarde y ocho por la noche, así como con cuatro sanitarios por la mañana y dos por la tarde, a los que se unen otros dos que se encargan de la continuidad. De hecho, denunció que han detectado que desde un mismo número se han hecho hasta 95 llamadas. 

En ese sentido, Verónica Casado señaló que se ha reforzado el servicio telefónico de los centros de salud para que puedan asumir la asistencia, los asuntos relacionados con la receta electrónica o la baja médica. Además, para recibir información recordó que se debe acudir a la página web de la Junta o del Ministerio de Sanidad, así como a la información contrastada, por lo que pidió evitar "bulos".

Asimismo, la consejera apuntó que desde el 900 222 000 se determinará si el paciente es un caso leve, y que por tanto debe permanecer en su domicilio, o si por el contrario debe ser ingresado en un centro hospitalario. En ese caso, indicó, se le trasladará en una ambulancia. En el resto, una vez atendido por este servicio telefónico, pasarán a ser gestionados por los centros de salud, que asumen el seguimiento.

Finalmente, la consejera de Sanidad advirtió de que el frío incrementa la movilidad del virus, por lo que reiteró su llamamiento a cumplir la cuarentena social, derivada del estado de alarma.