El Santos Reyes prevé retomar las cirugías el lunes

ADRIÁN DEL CAMPO
-

Las operaciones urgentes no se han suspendido en ningún momento. Las consultas seguirán siendo telefónicas por el riesgo de las presenciales

Accesos al hospital de Aranda de Duero durante el estado de alarma. - Foto: A. del Campo

El hospital de Aranda de Duero estaba esperando una nueva jornada de datos positivos para seguir avanzando en la vuelta a la normalidad. De esta forma, los 19 ingresados, las tres altas y los cero fallecimientos registrados ayer permitieron que el complejo asistencial diera a conocer los primeros pasos de su plan de desescalada. La previsión del Santos Reyes, "si todo va bien", es retomar las operaciones de aquellos pacientes no demorables a partir de este lunes. 

En este punto, desde el hospital recuerdan que la actividad quirúrgica de pacientes urgentes no se ha suspendido en ningún momento durante la crisis del coronavirus, al igual que la actividad de pruebas diagnósticas. Lo que tardará más en recuperar su ritmo anterior a la llegada del COVID-19 son las consultas. Durante el estado de alarma se ha estado siguiendo a los pacientes de forma telefónica y de momento seguirá siendo así. "La consulta presencial tardará más en reanudarse por el riego que implican las salas de espera", declaran en el Santos Reyes.

Respecto a las operaciones que se esperan retomar a partir de la siguiente semana, "si todo va bien", reinciden en el complejo comarcal, estas se realizarán a pacientes no demorables, que básicamente son los de prioridad uno que haya que intervenir en un plazo inferior a 30 días. A todas las personas que se vayan a intervenir se les harán test previos, al igual que a las gestantes, para conocer si tienen o no el coronavirus. Es una de las acciones que permiten los tests llegados a Aranda y de los cuales ayer se realizaron otros siete del tipo AC, de los que solo uno resultó positivo.

Por su parte, el hospital de campaña de Aranda sigue operativo y con pocos pacientes. A pesar de que el Santos Reyes tampoco está lleno, las instalaciones del recinto ferial se mantienen por si hay un repunte y porque "por ahora aportan tranquilidad".