Frío vuelve para darnos calor

R. PÉREZ BARREDO
-

La mítica banda de rock burgalesa edita un nuevo disco 22 años después del último y quiere hacer una puesta de largo con un concierto en directo el próximo mes de marzo

Diógenes (batería), Peri (bajo), Alberto (guitarras) y Daría Ras (voz) son los integrantes de Frío. Su EP ‘Todo se vuelve azul’ se vende en Doctor Music, Luber y el bar Santander-Meditérráneo. - Foto: Klaus García / Clickturismo

Se volvieron a juntar hace tres años como los hacen los viejos amigos: sin pretenderlo. Uno se encontró con otro, el otro con el otro y se dijeron: ¿nos vemos un día y hacemos los temas de siempre? Habían transcurrido 18 años desde la última vez que tocaron. Pero sólo había pasado eso entre ellos: tiempo. La química y la complicidad seguían intactas. El reencuentro fue feliz. Tanto, que de allí salieron unos cuantos bolos que hicieron gozar a los fieles como en los mejores tiempos. No en vano, Daría, Peri, Diógenes y Alberto habían dejado huella en el público burgalés, que nunca olvidó a la banda: Frío siempre fue y será uno de los mejores grupos nacidos en el suelo bendito.

"Como siempre hubo buena amistad y buen rollo todo funcionó bien. Hicimos varios conciertos, pero a la vez seguimos ensayando y componiendo temas nuevos", explica Peri, bajista de la formación. Esos temas se han reunido ahora en un nuevo EP, titulado ‘Todo se vuelve azul’, que ha visto la luz más de veinte años después de su último trabajo. Un disco que quieren presentar en directo el próximo mes de marzo. Los temas son temazos, en los que el sello de la banda es tan reconocible como la evolución de la misma. Del rock duro de discos anteriores (como el primero y legendario ‘Estamos vivos’) ha pasado a un rock más clásico, mucho más blues y con toques de soul. Suena de maravilla.

No ha cambiado tampoco la personalísima y especial voz de Daría Ras, que se antoja más sabia. En el EP se incluye una sensacional versión del temazo ‘Piece of my heart’ de Big Brother and The Holding Company a la manera en que la interpretaba Janis Joplin; una canción en la que Daría Ras se eleva por encima para ofrecer algo realmente sensacional. El disco, que ha contado con una ayuda de la Fundación Caja de Burgos, ha sido producido y grabado por Rodrigo Vázquez, quien además hace teclados y arreglos, y ha contado asimismo con los coros de Judith Valenzuela.

No pueden estar más satisfecho del disco. Admite Peri que se ha notado que ninguno ha dejado la música en todos este tiempo. "Hemos cambiado, sin duda. Y es un disco más clásico y sin ninguna duda más maduro. Hemos evolucionado y estamos muy contentos y muy satisfechos con el resultado final. Si hemos vuelto a grabar es porque desde el primer momento sentimos que merecía la pena y que podíamos hacer algo bueno. Para mí ha sido como volver al colegio y reencontrarme con mis mejores amigos, a los que no veía desde hace mucho, pero con los que me unen tantas cosas y con los que he compartido tanto.

Todo se vuelve azul. ‘Todo se vuelve azul’ reúne seis canciones:  ‘Todo se vuelve azul’ o ‘Nubes de barro’ tienen claras influencias del blues;  ‘Vuelo con el viento’ o ‘Como el humo de un cigarro’ es rock mucho más directo y contundente;  ‘Si será verdad’ tienen toques de pop y soul. Y la versión antes citada, ‘Un trozo de mi corazón’, es inclasificable. Y muy poderosa. El disco puede adquirirse en la tienda de música Doctor Music (plaza San Bruno, 14; en la academia Luber (Las Bernardas) y en el bar Santander-Mediterráneo (calle Santa Dorotea, 32) al precio de 5 euros. También está en las plataformas habituales, Spotify y Youtube.