Seguimiento «exhaustivo» del viaducto de Frandovínez

P.C.P.
-
Seguimiento «exhaustivo» del viaducto de Frandovínez - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

Pese a esta orden, Adif no reconoce demora alguna en esa obra ni tampoco en la estabilización del terraplén, que no ha comenzado pese a que hace un mes que se habla de inicio «inminente»

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) no reconoce ningún retraso en las obras pendientes para finalizar la ejecución de la línea de alta velocidad Venta de Baños-Burgos, aunque es evidente que la contratista del tramo más polémico ha sobrepasado los plazos que ofreció para la reconstrucción del viaducto de Frandovínez y que el tiempo apremia también en Palenzuela, donde será necesario estabilizar un terraplén que deforma la vías. En ambos casos las obras se prolongarán hasta finales de la primavera, como poco, lo que dejará escaso margen para completar la línea «a mediados de año», tal y como se comprometió la presidenta de Adif, IsabelPardo de Vera.
En enero, era «inminente» el inicio de los trabajos en la zona palentina de la línea, ajena a la UTE del tramo de Estépar, donde se hunde la plataforma a razón de 45 milímetros al año. Un mes después, la inminencia continúa y el plazo de ejecución es de 4 meses.Esto es, si empiezan hoy acabarían a mediados de junio. Se recurrió a la empresa pública Tragsa para ahorrar tiempo pero sí hubo que sacar a concurso la compra de material. La semana pasada, Adif confirmó a este periódico que había «finalizado el proceso de contratación» pero ni trabajadores ni material se han concentrado aún en la zona.
Aunque sin mencionar la palabra retrasos, desde elMinisterio tampoco se quita ojo al tajo del AVE en el puente sobre el río Arlanzón y se ha ordenado realizar «un seguimiento exhaustivo de la ejecución de los trabajos para que los mismos no se demoren en el tiempo», explican fuentes de Adif. Ya en verano, dio un ‘toque’ a la UTE AVEVariante de Burgos, según trascendió gracias a las preguntas de la diputada delPSOE Esther Peña, entonces en la oposición. «En relación con las consecuencias sobre los plazos, al margen de la exigencia trasladada al contratista de que minimice los plazos a base de aumentar los recursos respecto a los óptimos, se han reorganizado las actividades de montaje de vía, catenaria e instalaciones para que las afecciones a estas técnicas ocasionen el mínimo perjuicio a los plazos globales del corredor», explicaba elMinisterio de Fomento en una respuesta que llegó ya con el nuevo equipo del socialista Ábalos en Fomento.

UN AÑO CON LA DEMOLICIÓN. Sin embargo, el sábado se cumplió un año  de la entrega del proyecto de demolición por parte de la UTE a Adif Alta Velocidad para su supervisión. El 2 de mayo comenzaron  «las obras de demolición del tablero del viaducto sobre el río Arlanzón, con un plazo de ejecución aproximado de 2 meses, para proceder posteriormente a su reconstrucción (plazo de ejecución de 3 meses), con el fin de garantizar la seguridad y funcionalidad de la estructura durante toda su vida útil», según explicaba en esa misma respuesta. Nada se ha cumplido.