Victoria del PSOE en Miranda ante un PP que cede terreno a Ciudadanos

G.A.T. / Miranda
-

Cambio de papeles. Los socialistas se harían con la mayoría manteniendo 9 ediles, mientras que los populares podrían ceder hasta 3 concejales. Ciudadanos será la tercera fuerza en detrimento de IU. Miranda Puede lograría uno

Victoria del PSOE en Miranda ante un PP que cede terreno a Ciudadanos

Una victoria socialista. Es el resultado de la intención de voto de los mirandeses de cara a las elecciones del día 24 de este mes según la encuesta elaborada por Sigma Dos para Diario de Burgos. Un estudio que además define que la preferida por la ciudadanía para gobernar la ciudad es también la candidata del PSOE, Aitana Hernando, aunque lejos de la mayoría absoluta. Fruto de las encuestas realizadas se desprende también que el PP, ganador de los anteriores comicios municipales con 10 ediles, perdería entre 2 y 3 concejales, mientras que entra con fuerza Ciudadanos (2 concejales), que sería la tercera fuerza, relegando a IU a una cuarta posición, manteniendo como mucho sus dos concejales. Del resto de partidos que concurren solo Miranda Puede entraría en el Ayuntamiento, y con un edil, quedando sin representación Ganemos Miranda y UPyD.

El panorama fruto de la estimación de voto formaría un salón de plenos en el que el PSOE, con 9 concejales, necesitaría el apoyo o la abstención de uno o dos de los otros partidos para gobernar -o como mínimo para asumir la Alcaldía-, y queda descartada la opción de que el PP gobierne en la ciudad, ya que con entre 7 y 8 ediles que le da la encuesta tendría que sumar el apoyo de al menos dos partidos, ya que con los 2 concejales que les dan a Ciudadanos no serían suficientes, y habría que recabar el respaldo de IU o Miranda Puede, realmente improbable.

Pasaría el Ayuntamiento de los actuales tres partidos representados a cinco, y un cambio radical en los porcentajes de apoyo, ya que ninguno alcanzaría el 40% de los votos, existiendo una mayor dispersión. Sí se mantiene no obstante un abismo de representación entre PSOE y PP y el resto, ya que los dos partidos mayoritarios se llevan el 68% de los votos de los mirandeses y entre 16 y 17 de los 21 concejales, aunque es el PP el que pierde más apoyos, y muchos, frente a un PSOE que aunque baja, lo hace en un menor porcentaje.

Miranda es granero aún de los socialistas, y de cara a estos comicios no solo ganarían unas elecciones que en 2011 perdieron ante el PP, sino que a pesar del desplome generalizado que auguran las encuestas estatales en Miranda aguantan, y solo ceden un 2% del apoyo recibido en los comicios de 2011, lo que les permitiría mantener los 9 ediles de entonces.

Cara opuesta es el PP, que tras ganar hace cuatro años perdería las elecciones de forma contundente, perdiendo un 13% de los apoyos, y con ello pasaría de los 10 concejales actuales a entre 7 y 8. Esa pérdida entre los populares parece aprovecharla de forma clara Ciudadanos, que en su primera participación en la ciudad, aunque con un candidato ya conocido por ir hace cuatro años en el PCAL (Pablo Sevilla), se adjudicaría un 10,5% de los votos de los mirandeses y dos representantes en el salón de plenos, apeando a IU de la condición de tercera fuerza.

Y es que Izquierda Unida también pierde apoyos, en concreto un 1,6%, lo que podría dejarla incluso con 1 concejal solamente. Es todo lo contrario de Miranda Puede, que irrumpe con el 7,6% del apoyo ciudadano y entraría con un representante. Mientras, un 4,7% de los encuestados, elegirían otras fuerzas (Ganemos Miranda y UPyD), lo que es un respaldo insuficiente para acceder al Ayuntamiento.

Hay empate

Las preferencias de los mirandeses sobre a quién sentarían en el sillón del alcalde rozan el empate, aunque la candidata del PSOE, Aitana Hernando, aventaja en algo menos de un punto al del PP, Borja Suárez. Una mínima preferencia que contrasta con el nulo apoyo ciudadano a que cualquiera de los otros cinco candidatos que concurren a los comicios sea alcalde.

Los mirandeses que optan por cualquiera de las otras opciones no alcanzan en ninguno de los casos el 5%. Es más, hay un enorme porcentaje entre los que prefieren no pronunciarse (25,2%), mayor incluso que el que apoya a los dos principales candidatos. También hay casi un 15% de las personas encuestadas que no ven en ninguno de los candidatos una preferencia clara.

Las simpatías para que Hernando o Suárez sean alcaldes se matizan en el detalle del sondeo, y además de mantenerse la preferencia de ella por los hombres y de él por la mujeres, son los mayores de 65 años los que se decantan por el líder popular y los de la franja de entre 45 y 64 los que prefieren a la socialista.

Entre los más jóvenes, la preferida es con amplia diferencia la líder del PSOE, mientras que el resto de candidatos no alcanzan ni un 10% de los apoyos en ninguna de las franjas etarias.

Recuerdo

Si el cuenteo se hace en función de lo que votaron hace cuatro años los encuestados, son los votantes el PP los que mayor preferencia demuestran sobre el actual candidato del partido al que votaron entonces, que también fue Borja Suárez. Mas de un 63% le elige, si bien hay votantes del PP en 2011 que ahora prefieren a la líder socialista (7,4%) o al de Ciudadanos (6,6%).

La candidata del PSOE es apoyada por un 56% de los encuestados que en las pasadas elecciones votaron a este partido, entonces con Fernando Campo como candidato. Son 5,8% los que ahora preferirían al PP, y apenas hay cambios para apoyar a IU, Ganemos o Miranda Puede (menos de un 3%). Sí se recoge que más de un 15% de los votantes del PSOE optan por preferir a ninguno de los siete aspirantes.

En la izquierda

Entre los que fueron votantes de IU es donde más movimientos hay. Si por un lado apoyan al actual candidato un 43% de los que hace cuatro años votaron por esta formación, entonces con Conchi Ortega como cabeza de lista, hay un 20% de personas que ahora prefieren a la líder del PSOE y un 11,8% que prefieren al del PP. También los entonces votantes de IU miran a nuevas formaciones de izquierdas, en especial a Miranda Puede, a la que apoyarían un 10,6% de los encuestados que en su día eligieron a IU, mientras que un 3,5% optaría por UpyD.