Investigan un vertido de gasóleo que afectó al río Vena

F.L.D.
-

Desde el Ayuntamiento apuntan que el combustible se filtró desde una alcantarilla a la altura del número 6 de Reyes Católicos y terminó en el cauce. El Semat se encargó de la limpieza

Investigan un vertido de gasóleo que afectó al Río Vena - Foto: Patricia González

El río Vena amaneció ayer con una mancha densa a la altura de los primeros números de la avenida Reyes Católicos. Algunos paseantes y vecinos percibieron el agua mucho más densa de lo normal y también un fuerte olor a gasolina, por lo que dieron el aviso para que el Ayuntamiento limpiara el cauce y comenzara una investigación de las causas. En unas horas, trabajadores del Semat se encargaron de que el vertido no se extendiera y, por ende, afectara a la fauna y flora de la ribera.

Las primeras pesquisas apuntan a que el vertido de gasolina comenzó en la calzada, a la altura del número 6 de Reyes Católicos, según la concejala de Seguridad Ciudadana, Blanca Carpintero. Se cree que el combustible derramado terminó filtrado por el alcantarillado y terminó en el cauce del río Vena. Por suerte, no fue mucha cantidad y apenas afectó a una pequeña zona. Aunque el Semat limpió a conciencia a media mañana tanto el agua como el asfalto sucio, agentes de la Policía Local aún pudieron percibir la mancha poco tiempo después.

Finalmente, a primera hora de la tarde, la mancha del vertido había desaparecido por completo y desde el Ayuntamiento se dio por finalizada la actuación. En principio, la gasolina no había afectado a la fauna del Vena y tampoco a la parte ajardinada de la ribera, si bien ahora es labor del área de Medio Ambiente analizar la zona en profundidad. Sobre el origen, aún desconoce cómo pudo producirse. No obstante, todo indica que un vehículo que, o bien circulaba o bien estaba estacionado en Reyes Católicos, derramó el combustible sobre la calzada. No se descarta, por tanto, ni la opción de que fuera fortuito o provocado.

Investigan un vertido de gasóleo que afectó al Río VenaInvestigan un vertido de gasóleo que afectó al Río Vena - Foto: Patricia González