La labor medioambiental y cultural de Caleruega, Premio Renacimiento

J.C.O. / Valcabado de Roa
-

El Ayuntamiento calerogano es el único reconocido en la novena edición del galardón que instituyó la Asociación Cultural La Olmera, dotado con un litografía de Concha Díez Valcabado

El alcalde de San Esteban de Gormaz, Millán Miguel, entregó el galardón a la teniente de alcalde de Caleruega, Lidia Arribas. - Foto: DB

Caleruega ya figura con letras de oro en el palmarés de los Premios Renacimiento de la Ribera del Duero, junto a nombres como José Vela Zanetti, Exporauda, Andrés Casinello, la Asociación ‘Amigos del Empecinado’ de Roa, la ADC Milcampos, Cajacírculo, los Amigos de la Historia d e Roa, la AC Alcozar, la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León,  Juan Antonio Casín, el Grupo de Danzas Rauda,   o los pueblos de Baños de Valdearados, Gumiel de Izán y Aranda de Duero, entre otros muchos galardonados.
El Ayuntamiento calerogano ha sido reconocido en solitario en la novena edición de este galardón, isntituido por la Asociación Cultural La Olmera, de Valcabado de Roa, para reconocer a aquellas pesonas o entidades que hayan recuperado de la memoria a personas, acontecimientos, instituciones o épocas históricas, los hayan  reinterpretado  o incorporado al presente o hayan potenciado alguna tarea que busque el bien común a través de este tema.
El centenar de vecinos de esta pequeña pedanía de Pedrosa de Duero vivió ayer una auténtica fiesta con motivo de la entrega de este galardón concedido al Consistorio de Caleruega «que haciéndose eco de las iniciativas de los vecinos ha potenciado y gestionado con los organismos competentes los recursos culturales y medioambientales de su población». Unos méritos entre los que también se ha tenido en consideración que «desde hace una década ha engrandecido la figura de su paisano Santo Domingo de Guzmán, así como el rico patrimonio que el municipio atesora de la época del santo, estudiando y difundiendo, tanto la relación personal con otras poblaciones de la Ribera del Duero, como la dimensión internacional del fundador de los dominicos».
El acto reunió junto al Balcón de la Ribera, un espectacular mirador desde el que se divisa buena parte del territorio burgalés de la Denominación de Origen, a representantes de diversas asociaciones culturales de la comarca, que quisieron arropar con su presencia esta iniciativa ya consolidada. Entre las autoridades se contó con la presencia del alcalde de San Esteban de Gormaz y diputado provincial soriano, Millán Miguel, y el diputado provincial David Colinas, sumándose también la concejala arandina de Cultura, Celia Bombín, y el primer teniente de alcalde, Máximo López.
Tras la bienvenida y una exhibición folclórica a cargo del grupo de danzas de San Martín de Rubiales, la comitiva se dezplazó hasta  el pórtico de la iglesia donde tuvo lugar el acto oficial. Millán Miguel fue el encargado de entregar el premio, consistente en una litografía de un cuadro de un roble realizado por la presidenta de La Olmera,  la artista Cocha Díez Valcabado.
Un galardón que, ante la ausencia del  alcalde calerogano, Jose Ignacio Delgado, de crucero por Grecia junto a sus vecinos, recogió la teniente de alcalde y concejala de Cultura, Lidia Arribas, quien leyó a los asistentes el mensaje dejado por el regidor.

MENSAJE EN LA DISTANCIA

Delgado reconoció que era un reconocimeinto sentido y agradecido «porque impica un premio a un grupo de gente de la Villa de Caleruega que lleva trabajando muchos años por mantener y recuperar nuestro patrimonio histórico, cultural y medioambiental».
Puso el acento en que, además de la riqueza histórica y de tradiciones, es un pueblo con futuro gracias a la lucha y esfuerzo de los caleroganos y a contar con un Ayuntamiento joven y comprometido., participando activamente en asociaciones y organizaciones y apoyando las iniciativas privadas, y un pueblo vivo, dinámico y  emprendedor gracias a la implicación d ela gente «de a pie».
Entre algunos hitos destacó la exposición sobre Santo Domingo de Guzmán en 2001 en el claustro del monasterio de clausura, la representación del Privilegio Rordado de Alfonso X, la recuperación de cinco tendas con sus chozas y la creación del Centro de Interpretación de la Naturaleza ‘Las Loberas’, el redescubrimiento de las bodegas de Alfonso VIII y su puesta en valor, el proyecto de recuperación de los yacimientos de una ermita paleocristiana y de un enclave medieval, la rehabilitación de un lagar como albergue del Camino del Cid o las numerosas costumbres y tradiciones que perviven como el canto de las marzas y de las mayas, la fiesta de los pueblos o la Romería del Santito.