La Benemérita ayuda con la compra a una mujer lejos de casa

DB
-

Agentes alaveses observaron cómo la mujer regresaba sola a su domicilio cargada de alimentos y garrafas de agua y la acompañaron a su domicilio, además de proporcionarle material de protección

Uno de los agentes ayudó a la mujer a llevar la compra hasta su domicilio. - Foto: OPC

La Guardia Civil de Álava ayudó a una mujer mayor a llevar la compra hasta su casa después de encontrarla en Araico, en el enclave burgalés del Condado de Treviño, a cierta distancia de su domicilio. Según informan fuentes del Instituto armado en la provincia alavesa, esta acción es una muestra de la especial atención que han puesto en las últimas semanas a las personas mayores que viven solas y apartadas de grandes núcleos de población.

El pasado viernes, cuando una de las patrullas de la Comandancia de Álava realizaba servicio por la localidad treviñesa de Araico observaron cómo una señora regresaba sola a su domicilio cargada de alimentos y varias garrafas de agua.

Además de proporcionarle medios de protección y asegurar su desplazamiento, se le acompañó hasta su domicilio, que se encontraba un tanto retirado. Los agentes también aprovecharon el rato de conversación para informarle sobre las medidas de seguridad esenciales para evitar contagios por coronavirus.

En desarrollo del Plan Mayor Seguridad dirigido a nuestros mayores, la Guardia Civil además de informar a este colectivo sobre los delitos más comunes de los que puedan ser víctimas, sobre todo en relación a los distintos tipos de estafas, asume igualmente entre sus cometidos la comprobación del bienestar de estas personas residentes en su demarcación, verificando que su salud es buena y que cuentan con condiciones óptimas de alimentación e higiene, además de ofrecer cualquier tipo de ayuda que sea necesaria.

En muchas ocasiones a lo largo del servicio prestado, según explica la Benemérita, las patrullas se encuentran en la calle con personas mayores a las que se les acompaña hasta comprobar que una vez han realizado sus compras, regresan a sus domicilios sin problemas, hablándoles sobre la importancia de mantener las distintas normas de seguridad para evitar cualquier contagio, proporcionándoles material de protección y enseñando cómo tienen que usarlo.