Wiko reduce la reparación de móviles pese al aumento del uso

S.F.L.
-

La compañía, que trasladó a Briviesca el servicio técnico, cree que el cierre de las tiendas físicas ha generado que los usuarios no arreglen los aparatos averiados

Wiko reduce la reparación de móviles pese al aumento del uso

Wiko, la compañía francesa encargada del desarrollo de teléfonos móviles que trasladó a Briviesca su departamento de servicio técnico para España y Portugal y su centro de atención al cliente y servicio de posventa, ha registrado un menor número de llamadas y de reparaciones desde que comenzara la alerta sanitaria generada por la pandemia de coronavirus.

Según Josefina de Marco, responsable del Servicio Posventa y directora financiera para Wiko Iberia, este hecho, que resulta un tanto incomprensible teniendo en cuenta que el uso de los dispositivos tecnológicos se ha disparado con el confinamiento, es consecuencia del «cierre de las tiendas físicas» a lo largo de las últimas semanas ya que también se encargaban de recoger terminales a sus clientes para enviarlos al centro de reparaciones de la capital burebana.

Muchos de los usuarios de los dispositivos Wiko desconocen que existe este servicio de atención y reparación y solo presentan los terminales averiados en los locales donde les adquirieron. Ante esta situación y la bajada de actividad laboral, la empresa ha adaptado la plantilla y reducido el número de trabajadores ante las nuevas necesidades.

La medida de transformación se estableció antes de decretarse el estado de alarma y todos aquellos empleados que han podido desarrollar su actividad desde casa están teletrabajando mientras que un pequeño número de trabajadores no ha dejado de acudir a sus puestos de trabajo como son, precisamente, los operarios del servicio técnico. «Una vez regrese la plena normalidad la plantilla también lo hará», aclaran fuentes de la empresa.

Días antes de que comenzara la cuarentena pusieron en marcha un protocolo de medidas de prevención y contención del virus tales como el distanciamiento mínimo, el uso obligatorio de mascarillas y guantes y la desinfección de los terminales una vez que llegaban y de nuevo cuando regresaban de vuelta a sus propietarios.

Poco a poco se irán estableciendo las pautas de antaño y el equipo técnico y de atención al cliente seguirá formándose para conocer las últimas novedades tecnológicas, así como la funcionalidad completa de las últimas versiones de los sistemas operativos incorporados en los terminales. La marca lanza nuevos modelos y renueva el catálogo de teléfonos inteligentes constantemente.

La plantilla de Wiko en Briviesca la compone un equipo de unas 20 personas, todas ellas de La Bureba, con una edad media de 36 años repartidos en los departamentos de control de calidad, administración, informática, expediciones, reparaciones y atención al cliente y todos ellos trabajan con un objetivo común: convertir las instalaciones de la ciudad en un centro de referencia en el país en lo que a asistencia técnica y servicio posventa en la telefonía móvil se refiere.

Así, el proceso productivo se constituye de varias fases. En primer lugar, cuando un cliente se pone en contacto con la empresa porque su dispositivo tiene problemas se intentan solventar a través del teléfono. Si esto no fuera posible, el usuario debe mandar el o los terminales afectados a la planta briviescana para llevar a cabo su reparación y que serán devueltos una vez acabe dicha labor.

Desinfección de móviles. Wiko recomienda seguir unos consejos de higiene de los terminales que de forma habitual reposan en distintas superficies expuestas a microbios y bacterias.

Consiste en preparar una mezcla de agua (50%) y alcohol (50%) e introducirla en una botella con pulverizador, asegurando que el teléfono no esté conectado a ninguna red, fuente de alimentación o cable. Apagarlo para comenzar el proceso de limpieza.

Utilizar un paño de tacto suave o una toallita de algodón desechable para humedecerlo y pasarle por toda la superficie. Con un segundo trapo proceder al secado. Desde entonces, ya se puede encender.