Igea: "La nueva ordenación no obligará a la agrupación"

S. Gonzalez
-

El vicepresidente de la Junta explica un «cambio de orientación» para que las mancomunidades puedan surgir antes de los mapas y así evitar el «bloqueo»

Igea: "La nueva ordenación no obligará a la agrupación" - Foto: mir_ical

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, aseguró ayer que durante esta legislatura «no se obligará» a la agrupación de municipios, sino que se facilitará la creación de mancomunidades rurales de interés general que vayan conformando un mapa de prestación de servicios en la Comunidad. Éste es el principal objetivo del anteproyecto de ley de ordenación del territorio, con el que la Consejería pretende que se genere un consenso «cada vez más amplio» con los municipios.
Igea explicó que el Gobierno autonómico quiere avanzar, tras haber intentado «por todos los medios» alcanzar un acuerdo con el PSOE que no ha sido posible porque «sigue con su berrinche en una esquina del patio». El vicepresidente se mostró seguro de que «hay ayuntamientos socialistas que quieren trabajar, lo mismo que ha sucedido con las mancomunidades urbanas, donde sí han participado». Tras desbloquear la situación, el portavoz de la Junta explicó que «el mayor problema hasta ahora era que se veía como algo impuesto», por lo que en el futuro los municipios tendrán libertad para mancomunarse con una carta mínima de servicios, que luego podrá irse completando.
La principal diferencia con las actuales mancomunidades es que ahora un pueblo puede pertenecer a cinco o seis diferentes, cada una para un servicio determinado, mientras que con esta nueva ley una sola incluirá todos ellos. «Los mismos municipios deberán decidir quién es el prestador de servicios», lo que viene siendo una cabecera de comarca, y esto también «facilita la rendición de cuentas», explicó.
Igea se refirió a algunos de los cambios de la nueva ley de ordenación, aprobada en septiembre de 2013 por consenso entre PP y PSOE, pero cuyo proceso final se quedó bloqueada en las Cortes la pasada legislatura al no aceptar la oposición socialista los mapas rurales.
Sobre las novedades del anteproyecto, que está a información pública en el Portal de Gobierno Abierto, destacó que «se liberaliza» el requisito de aprobar los mapas antes de constituir las mancomunidades y se cambia la actual mayoría cualificada de dos tercios para aprobar la ley por mayoría absoluta.
Finalmente, el vicepresidente manifestó que no habrá una línea genérica de ayudas para incentivar la formación de mancomunidades de interés general en el medio rural, como sí la hubo entre las urbanas, sino que se facilitarán las inversiones necesarias para infraestructuras y dotaciones «que se estudiarán caso por caso».
Francisco Igea insistió en que «no se hará nada que no sea voluntario» en esta legislatura, en referencia a que Cs defendió la fusión de municipios, si bien manifestó que «hasta ahora» este modelo se ha podido «ver como algo impuesto» cuando se busca que «surja de abajo hacia arriba».