La atención médica urgente este mes, a San Agustín

G.G.U.
-

Personal de Enfermería, no médicos, atenderá el Punto de Atención Continuada (PAC) de Gamonal con el mismo horario que ahora. La decisión se toma por la imposibilidad de cubrir 26 guardias

La atención médica urgente este mes, a San Agustín - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El centro de salud de San Agustín asumirá desde hoy y hasta septiembre -al menos- toda la atención médica urgente de Atención Primaria, porque no hay suficientes médicos de familia en la capital para cubrir todos los turnos de guardia en los dos puntos de urgencias de este tipo: el del ambulatorio de La Antigua y el ya citado de la zona sur. De hecho, la dirección de Primaria está explicando estos días a profesionales y usuarios [hoy hay reunión] que en el calendario de agosto quedaban «26 huecos sin cubrir» entre los dos puntos de atención continuada (PAC) y que, ante una situación que se considera «caótica», han decidido poner en marcha una medida en la que llevaban tiempo trabajando: concentrar la asistencia médica en el PAC de San Agustín, que abre 24 horas, y potenciar a la Enfermería en el de Gamonal, que mantendrá el horario diurno (tardes laborables y todo el día en fines de semana y festivos).
La idea es que en el ambulatorio de La Antigua haya dos o tres enfermeras (quizá más, en función del día y de la demanda) atendiendo a los pacientes como ahora, pero respetando las competencias atribuidas a su categoría profesional. Así,  y por poner uno de los ejemplos de consulta frecuente en los PAC, si acude una persona con infección de orina, el profesional enfermero hará las pruebas rutinarias y meterá los datos en el historial del paciente para que uno de los médicos que estén de guardia en San Agustín puedan hacer en tiempo real lo que un enfermero no: la receta de un fármaco sujeto a un diagnóstico y a una prescripción médica. Esto es posible gracias a la receta electrónica, que elimina el papel y permite dar medicamentos ‘de alta’ en el sistema a distancia. De esta manera, la persona con infección de orina recibirá el mismo tratamiento en los dos servicios de urgencias con independencia de quien lo atienda físicamente y en el mismo tiempo.
En relación con este último aspecto, la dirección de Primaria ha explicado que la reorganización permitirá tener la plantilla médica de las urgencias de San Agustín al completo en todas las franjas horarias, por lo que uno de los facultativos de guardia se encargará de atender las necesidades de Gamonal; básicamente la prescripción de los fármacos sujetos a diagnóstico médico (hay otros en los que los enfermeros tienen plena autonomía) para que las consultas en La Antigua se sucedan con la misma agilidad que si la atendiera un especialista en Medicina General.
El ejemplo de la infección de orina es extensible a otras patologías  de la Atención Primaria, que pueden ser resueltas por enfermeros o enfermeras. Y, en los casos en los que no sea posible, serán ellos quienes decidan qué consultas se derivan a San Agustín, al hospital o, también, al médico de cabecera en todos aquellos casos en los que la urgencia no sea tal.
menos guardias. La Gerencia de Atención Primaria está explicando a profesionales y usuarios la reorganización que entra hoy en vigor, pero la situación no es nueva. Hace casi un año que el anterior equipo directivo de Atención Primaria -encabezado por Aser Morato- puso sobre la mesa el asunto que el pasado enero se los llevó por delante a todos: la necesidad de que los facultativos de los centros de salud urbanos con capacidad para hacer guardia (tener menos de 55 años y no disponer de causa de exención objetiva para ello) hicieran turnos en el PAC de Gamonal para poder mantener abiertos los dos. Hasta ese momento, el de La Antigua había estado atendido por médicos de área, una categoría profesional en la que el especialista no tiene consulta fija y se mueve en función de las necesidades. Pero después de que superaran con creces el límite legal anual de horas de asistencia, Morato decidió repartir entre todos el trabajo que, hasta entonces, asumían unos pocos.
Ala explicación siguió la imposición, y desde el pasado 3 de enero todos los médicos que reunían condiciones empezaron a hacer 14 horas de guardia -diurna y remunerada- al mes en el PACde Gamonal, lo cual desencadenó un conflicto laboral sin precedentes en la Atención Primaria. Morato y su equipo dimitieron por la presión del Colegio de Médicos, sindicatos y profesionales y la respuesta de Sacyl fue la misma: obligación de hacer las 14 horas de guardia (dos tardes o un sábado, domingo o festivo completos) mientras se estudiaban «distintas propuestas».
Ocho meses después -con elecciones de por medio- no ha habido avance alguno en relación a las «distintas propuestas» que se estudiaban y el actual equipo de Atención Primaria -dirigido por Santiago Rodríguez- ha decidido reorganizar la asistencia para poder mantener los dos PAC de la capital. La diferencia es que, al concentrar la atención médica en un solo servicio de urgencias, los facultativos de los centros de salud urbanos harán menos horas de guardia al mes tras su jornada ordinaria; aproximadamente siete horas al mes.