Coronavirus| Sin actividad docente presencial en la UBU

ICAL
-

La Universidad de Burgos tomará medidas para la impartición de las enseñanzas en modalidad online. Cierre "temporal y ordenado" tanto de la residencia universitaria Camino de Santiago como de la Biblioteca Central y las salas de estudio.

Coronavirus| Sin actividad docente presencial en la UBU - Foto: Alberto Rodrigo

La Universidad de Burgos suspende temporalmente la actividad docente presencial para evitar la propagación del coronavirus. Por resolución rectoral, según informaron hoy a través de un comunicado de prensa, se suspende temporalmente todas las actividades docentes presenciales en la Universidad de Burgos.

Ante la decisión del Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, emitida hace unos minutos, se ordena la suspensión temporal de todas las actividades docentes presenciales de la Universidad de Burgos a partir de hoy. Asimismo, el rector en funciones comunicó a los decanatos y dirección de los Centros, a los Consejos de Titulación, a los Departamentos y al profesorado que deben adoptar las medidas necesarias que permitan la impartición de las enseñanzas en modalidad online o a distancia por medios telemáticos para todo el alumnado.

El profesorado y los estudiantes recibirán instrucciones para continuar con la actividad académica. La suspensión de la actividad docente presencial supondrá el cierre temporal de la Biblioteca y salas de estudio, así como el cierre temporal y ordenado de la Residencia Universitaria Camino de Santiago, que deberá garantizar los derechos de los estudiantes residentes. El resto de actividades académicas que no supongan docencia presencial seguirán con normalidad.

Comité coordinador coronavirus. Desde la UBU precisaron que minutos antes de recibir la comunicación de la Junta de Castilla y León había finalizado la reunión del Comité Coordinador COVID-19 celebrada hoy en el Rectorado de la Universidad. Dicho Comité, según señaló Manuel Pérez Mateos en un escrito remitido a la comunidad universitaria, será convocado con carácter extraordinario lo antes posible para seguir adoptando las medidas necesarias. Desde el mismo, se hace un llamamiento para que se mantenga "la calma, la prudencia y el seguimiento de recomendaciones" realizadas por el Comité.

Dicho Comité está integrado por el rector, que lo preside; el vicerrector de Investigación y Transferencia del Conocimiento; el vicerrector de Personal Docente e Investigador; la vicerrectora de Estudiantes; la vicerrectora de Políticas Académicas; la vicerrectora de Internacionalización y Cooperación; el presidente del Consejo de Alumnos (CAUBU); la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud; el director del área de Medicina Preventiva y Salud Pública; el director del área de Microbiología; el gerente; la jefa de la Asesoría Jurídica; el responsable de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales; y el director del área de Comunicación Institucional.

Dicha reunión contó con la presencia del jefe de la Sección de Epidemiología del Servicio Territorial de Sanidad de Burgos, que realizó un informe completo de la situación epidemiológica en la provincia de Burgos a fecha de hoy. A continuación, el rector informó de la necesidad de seguir las instrucciones específicas recibidas de la Consejería de Educación y la necesidad de adoptar las medidas preventivas y recomendaciones en relación con el COVID-19 que emitan las autoridades académicas y sanitarias.

Asimismo, informó de la constitución de un grupo de seguimiento presidido por la Consejería de Educación e integrado por los rectores para coordinar las acciones que se lleven a cabo en relación con dicha alerta en las universidades de la comunidad. Asimismo, anunció su intención de usar medios de videoconferencia para todo lo que sea posible.

Acuerdos adoptados. El Comité de Coordinación de la Universidad de Burgos adoptó una serie de acuerdos como continuar haciendo un seguimiento permanente de la situación y adoptar las resoluciones que correspondan en función de las instrucciones que se reciban de las autoridades sanitarias y la Consejería de Educación, así como de cualquier otra circunstancia que se produzca en la Universidad.

Además, se acordó suspender temporalmente, de acuerdo con lo establecido por la Consejería de Sanidad, las siguientes actividades: las prácticas docentes en centros sanitarios y sociosanitarios, a excepción de las de último año de Enfermería que manifiesten su consentimiento expreso por escrito ante el Decanato de la Facultad de Ciencias de la Salud. También las excursiones y viajes de estudio que supongan desplazamientos de estudiantes y/o profesores fuera de los campus universitarios, incluidas las actividades deportivas, UBUVerde, etcétera.

Las comisiones de servicio, salvo aquellas que resulten imprescindibles y estén debidamente justificadas; las actividades deportivas que se celebren o practiquen en la universidad también suspendidas; así como las festividades y fiestas universitarias, graduaciones, jornadas de puertas abiertas, congresos, presentaciones de libros, actividades culturales, conciertos y otras actividades académicas que se celebren en espacios cerrados o abiertos; y todas las actividades presenciales de la Universidad de la experiencia, Universidad Abierta a Mayores y de UBUAbierta.

Además, se insta a los decanatos y dirección de los Centros, a los Consejos de Titulación, a los Departamentos y al profesorado para que adopten las medidas necesarias que permitan la impartición de las enseñanzas en modalidad online. A dicho efecto, se remitirá al profesorado y al estudiantado instrucciones para continuar con la actividad académica ante la posible suspensión de la actividad docente presencial.

También se decidió apoyar, en lo que necesiten, a los estudiantes internacionales que deseen continuar en sus países de destino. Asimismo, a los estudiantes internacionales que deseen regresar a la Universidad de Burgos antes de finalizar sus programas de movilidad se les facilitará su reincorporación en condiciones iguales al resto de estudiantes. Finalmente, se insta a los decanatos y dirección y al profesorado para que adopten las medidas necesarias para minimizar los perjuicios generados en el alumnado como consecuencia de la situación actual.