Tiran las vallas para aparcar en la arboleda de La Quinta

F.L.D.
-

Los agentes 'cazaron' a 16 coches mal estacionados, la mayoría de ellos huyeron para evitar una denuncia

Los estacionamientos irregulares se vienen repitiendo desde hace varios días. - Foto: Patricia González

Los días de partido, tanto en el Coliseum como en ElPlantío, se dejaban notar en la zona de Las Veguillas. Ante la falta de aparcamiento por las obras de reurbanización del entorno del estadio de fútbol y el pabellón, muchos aficionados cruzaban el río y dejaban el coche en cualquier sitio: carril bici, aceras y, sobre todo, en la arboleda que se extiende hasta el puente de la autovía. Las quejas vecinales provocaron que a mediados de febrero la Policía Local incrementase sus controles y llegasen las primeras multas. Finalmente, se colocaron señales para evitar esta práctica que cesó durante muchos meses. Sin embargo, las vallas no parecen ser un impedimento para algunos y este verano se han vuelto a dar casos, por lo que los agentes del cuerpo municipal han tenido que acudir a vigilar. El miércoles sorprendieron a 16, la mayoría salieron despavoridos al ver que comenzaban a denunciar.
El entorno de Las Veguillas siempre ha estado muy concurrido en los meses de verano, más aún en un año donde los planes al aire libre cobran un mayor protagonismo por la pandemia. La zona se llena de gente a partir de las seis de la tarde, bien sea para tomar algo en la terraza del bar o para dar una vuelta por el renovado paseo de La Quinta. El aparcamiento apenas cuenta con espacio para unas pocas decenas de vehículos y, además, los árboles se convierten en un buen aliado en los días de calor. Así pues, ni siquiera las señales que prohiben el estacionamiento en esta zona disuadieron a varias personas que dejaron allí sus turismos.  De hecho, algunos de ellos llegaron a retirarlas e incluso a tirarlas a las casas aledañas.  
En el cuerpo municipal llevaban ya varios días con la mosca detrás de la oreja al recibir varias llamadas de vecinos exponiendo esta situación. Uno de ellos escribió por Twitter para insistir en su queja y por allí se pasó una patrulla, que sorprendió a una quincena de vehículos mal estacionados. Uno de ellos fue sancionado mientras que el resto, por temor a la multa, se marcharon de allí a toda prisa. 
La campaña de control del pasado mes de febrero, y especialmente el medio centenar de multas que se impusieron durante varios partidos, disuadió a muchos vehículos a la hora de estacionar en esta zona sus vehículos. Más tarde llegó la pandemia y, evidentemente, el tráfico descendió notablemente. Sin embargo, la llegada del buen tiempo ha obligado a la Policía Local a volver a estar pendiente de este lugar. Por otro lado, los agentes han tenido que llamar a los propietarios de las casas donde algunos conductores habían lanzado las vallas para poder recuperarlas.