Una presentación virtual para celebrar el Día del Libro

ADRIÁN DEL CAMPO
-

Tras los encuentros poéticos online, Todo Libro sigue apostando por la literatura y recomienda tres títulos para el confinamiento

Elías Domingo y Ángela Gavilán, justo antes del confinamiento. - Foto: DB

En estos días en los que la literatura se está convirtiendo en una de las pocas formas de viajar, de vivir aventuras narradas en negro sobre blanco, la librería arandina Todo Libro no quiere que el 23 de abril pase como un día más del calendario. Para evitarlo, para celebrar el Día del Libro, los gerentes del negocio, Elías Domingo y Ángela Gavilán, han organizado la presentación virtual de la novela La Virgen de los Huesos. El acto tendrá lugar este jueves a las 12.30 horas y contará con el autor de la novela inspirada en Aranda, Guillermo Galván, los ponentes Máximo López y Eugenio Abajo, y otros nombres de la sociedad ribereña. El encuentro digital no podrá ser emitido en directo, pero ese mismo día se publicará en la web y las redes sociales de Todo Libro. 

Este no será el primer evento literario que realice la librería arandina durante el estado de alarma, sino que ya ha celebrado tres encuentros poéticos. Estos, al igual que ocurre con la presentación virtual de La Virgen de los Huesos, nacieron como una forma de mantener la programación que tenía prevista Todo Libro. Ángela Gavilán declara que los encuentros han "funcionado bastante bien" gracias a la participación de los poetas locales. Cada uno enviaba unos versos a los libreros y estos los compartían en su web.

Ángela Gavilán y Elías Domingo, como no podía ser de otra forma, están viviendo su confinamiento pegados a la literatura. No paran de recibir mensajes de amigos que están deseando pisar su tienda y el grupo de Whatsapp de su club de lectura se ha convertido en una manera de ayudarse mutuamente a pasar la cuarentena. Por último, la pareja de libreros recomienda tres títulos para estos días: Y Julia retó a los dioses, de Santiago Posteguillo, La peste, de Albert Camus, y El viejo que leía novelas de amor, de Luis Sepúlveda.