Un deportivo potente

SPC
-
Un deportivo potente - Foto: Daimler AG - Global Communicatio

Mercedes presenta el A 35 4MATIC, un turismo que, gracias a sus 306 CV de potencia, se posiciona como la variante más prestacional del Clase A

Sugestivo, ágil y digital. Mercedes-AMG ha presentado un modelo completamente nuevo, que permite a nuevas generaciones acceder al mundo de la nuevas prestaciones: el A 35 4MATIC. Este vehículo incorpora un motor sobrealimentado de nuevo desarrollo con cuatro cilindros que despliega una potencia de 225 kW (306 CV). La carrocería en bruto, el tren de rodaje, la tracción integral, el cambio, los programas de conducción, una armonización precisa... cada detalle ha sido concebido para ofrecer el máximo dinamismo sin menoscabo del confort en el uso a diario. Unas prestaciones al nivel de un deportivo y el diseño específico confirman su pertenencia a la familia de modelos de altas prestaciones de AMG. 
Las medidas adoptadas en la sección delantera para aumentar la rigidez constituyen la base para una respuesta precisa al volante, así como para la estabilidad direccional y en las curvas. Un elemento denominado campo de empuje aumenta la rigidez a la torsión en la sección delantera del vehículo.
El motor de 2,0 litros con turbocompresor es una mecánica nueva, desarrollada sobre la base del grupo M 260 de cuatro cilindros del nuevo Clase A. El propulsor convence por su respuesta espontánea al acelerador, una elevada capacidad de aceleración, una enorme agilidad y una sonoridad sugestiva. 
Dinamismo, agilidad y prestaciones: así pueden describirse los atributos de la tracción integral incorporada de serie. La tracción integral variable combina el mayor agarre viable en cada situación con una gran dosis de placer de conducción y la distribución del par entre los ejes varía progresivamente en función de las condiciones. 
El habitáculo presenta algunos cambios respecto a la Clase A convencional. Estas modificaciones se ven reflejadas en el uso de materiales como la alcántara y tres personalizaciones de la instrumentación digital donde, además, se puede reflejar información como las fuerzas G o información sobre el motor.
Mención especial merece el volante, que incluye, por primera vez un controlador en forma de pantalla LCD en el que se puede seleccionar el modo de conducción que se desee. Este dispositivo se integra a la perfección en el lado derecho. Un acabado en cuero en el lugar donde se posicionan las manos que ha sido rediseñado pensando en el máximo rendimiento en la carretera y en conseguir la máxima conexión entre vehículo y conductor.
Además, Mercedes destaca el llamado AMG Track Pace, un sistema de datos que permite registrar hasta 80 parámetros del vehículo, incluidos posición, velocidad, aceleración, etc... El sistema incluye circuitos famosos como Nürburgring o Spa, pero también se pueden añadir perfiles propios.