Las infraestructuras, en el centro del debate electoral

A.M.- F.T.- A.S.R.-J.M.
-
Las infraestructuras, en el centro del debate electoral - Foto: Alberto Rodrigo

Los candidatos de los 5 partidos con posibilidades de obtener escaños en Burgos el próximo domingo vuelven a apostar por la finalización de las autovías pendientes, por el Directo y la llegada del AVE

Las elecciones son ese breve periodo de tiempo en el que todos los aspirantes consideran abrumadoramente necesario el desarrollo de las comunicaciones que, en el caso de Burgos, llevan años, incluso décadas, al ralentí. Los retrasos en el AVE, la inacción con el Directo y los pírricos desarrollos de la A-73, A-12 y A-11 en la provincia van a ser materia electoral, primero, y política, después. La pregunta es cuál es, ahora mismo, su planteamiento en materia de infraestructuras.
ESTHER PEÑA (PSOE)
Hemos quitado al menos una cosa de la lista de deseos, que es la liberalización de la AP-1, la demanda más importante de la provincia en los últimos años. Lo pequeño también ha sido abandonado. La red viaria de la provincia ha sufrido recortes de hasta el 45%. Por eso la partida de 59 millones en los presupuestos generales sólo para Burgos, que no ha salido adelante por el bloqueo de PP y Cs y de los independentistas. 
En la A-12 acabamos de conocer una licitación en el tramo que une Burgos y La Rioja y parece que empieza a funcionar. En la A-11, el compromiso es dar un paso más en el tramo entre Aranda y Langa de Duero. La A-73 hay que reformularla porque después de los anuncios grandilocuentes, vimos que no se puede meter en el PIC (Plan de Extraordinario de Inversión en Carreteras), tal y como marca Europa. El Directo es una espina clavada para todos los que estamos dedicados a esto en los últimos años. Yo era muy beligerante, y lo sigo siendo, porque sabía que desde el gobierno anterior se nos estaba engañando. Lo primero que hay que hacer es acabar con el interés de Valladolid en que por aquí no pase el tren. Hay un interés político para que se siga fomentando la vía por Valladolid. 
En segundo lugar, el gobierno socialista quiere ampliar del 4 al 11% el transporte de mercancías por ferrocarril, y yo creo que ese es un espacio para el Directo. Por último, tiene que estar entroncado con algo, y yo creo que la terminal de Vicálvaro puede dar salida al Directo. Proponemos que haya una apuesta de las instituciones; la Junta tendrá que decir algo y también las empresas. Tiene que estar dentro del plan de transporte de mercancías por ferrocarril. Al final, cada diputado de cada provincia estará diciendo lo mismo y escribiendo la carta de los Reyes Magos. Por eso es necesario que haya una ejecución sistemática pactada con transparencia y cronogramas y consensuada políticamente. Y del AVE, Cs dijo que sólo iba a apostar por el AVE que estuviera en marcha, lo que quiere decir que el Burgos-Vitoria no existiría nunca. Me alegro de que ahora haya consenso.
LOLA MARTÍN ALBO (UP)
Las infraestructuras son fundamentales para vertebrar territorio y revertir la despoblación, y para el transporte tanto de las personas como de las mercancías. Atraen industria, actividad económica y asientan población. El AVE se empezó y hay que terminarlo, pero nosotros apostamos por el tren convencional de media distancia. Sobre el Directo, hay estudios que hablan de un coste de 150 millones; nosotros ya planteamos en el Congreso una enmienda para hacer una aportación plurianual. 
Es cierto que el PSOE presentó enmiendas para la reapertura del Directo, pero luego ha estado en el Gobierno y no lo incluyó en su presupuesto de 2019. La primera inversión sería para lo más necesario ahora, que es el túnel hundido en Somosierra. Y lo defendemos también para las personas: no sé por qué tienen que hacerse 90 kilómetros más para llegar a Burgos. Para mercancías hay que crear un gran corredor de Norte a Sur.
Hay que terminar la autovía del Duero (A-11)... El problema es que se empiezan las obras y no se terminan. En Merindades nos han hablado de la necesidad de convertir en autovía algún tramo de la CL-629... Es decir, hay que hacer un estudio conjunto de las grandes infraestructuras que pueden servir para comunicar y vertebrar. La A-73 y la A-12 se deben terminar.
AURORA NACARINO (CS)
Llevamos demasiados años esperando el acometimiento de infraestructuras. El AVE iba a llegar en 2009 y ya vamos por 2021. Se habla mucho en campaña, pero después no se acomete nada. Con la A-73, un día el exministro Íñigo de la Serna prometió ejecutarla porque le venía muy bien para ir a su pueblo, pero el problema de hacer política por conveniencia es que después viene otro ministro y el proyecto se olvida. El PSOE ha dicho que la A-73 no es prioritaria. El ministro de Fomento es valenciano, el secretario de Estado de Infraestructuras es murciano y las infraestructuras que más se están impulsando ahora son las de Levante. 
No se pueden seguir postergando infraestructuras en una provincia grande, que es encrucijada y está muy industrializada. Somos una provincia que exporta. El famoso tren Directo llevan prometiéndolo no sé cuánto tiempo pero la única inversión que se ha hecho, el PSOE entre 2007 y 2010, fue de tres millones, que da para poner los carteles y nada más. Hoy ni siquiera tenemos un informe de Fomento que nos diga cuánto cuesta la obra y qué rentabilidad tiene. La AP-1 no tiene accesos y el tercer carril sería a costa de reducir la mediana. No tenemos nada más. La A-12 tiene un sólo tramo licitado pero no se ha hecho nada. 
El Directo es muy importante para nosotros. Estamos comprometidos con el transporte de mercancías tanto en Burgos como en el resto de España. Hemos tenido una especie de fiebre del AVE, que está muy bien, pero a veces se ha hecho a costa de postergar los cercanías o los trenes de mercancías. También me gustaría que las empresas que reivindican el Directo y creen que puede ser rentable, arrimen un poco el hombro.
SANDRA MONEO (PP)
Me niego a compartir el discurso catastrofista y de lástima sobre la provincia. La última noticia que tengo del AVE es que va a llegar a Burgos en 2019 y que en 2020 será usado por los viajeros. La A-73 no es un capricho de un ministro que quiere llegar más rápido a su pueblo, que no es pueblo sino ciudad. La A-73 enlaza nuestra provincia con el mar, ni más ni menos. Había un compromiso de 500 millones que han dejado de estar en los presupuestos. Pero es que no sólo falta la A-73: falta retomar el estudio de la autovía Dos Mares, y nosotros estamos dispuestos a hacerlo porque afecta a una zona muy golpeada por el cierre de Garoña. 
Es cierto que en la A-12 ha habido demasiada lentitud. Sobre la AP-1: el PSOE fue el que prolongó la concesión y en ahora ha liberado la autopista, pero nos preocupa el decreto de noviembre de 2018 porque abre la puerta a que se pueda volver a cobrar peaje en las autopistas. Creo que deberíamos ponernos de acuerdo en cómo vamos a financiar el mantenimiento de todas las autopistas que pasen a ser autovías sin peaje, y debemos ser todos muy claros y muy sensatos. En la N-I se han hecho importantes inversiones y el tercer carril de la AP-1 debe ir acompañado de un estudio serio, porque a medida que llegas a Miranda eso se puede convertir en un cuello de botella. Y sobre el Directo, siempre hemos defendido que es viable en la medida en que sirva para el desarrollo económico de nuestra provincia y esté encajado en la línea Bilbao-Algeciras. Creemos que el Directo es absolutamente viable.
JAVIER MARTÍNEZ (VOX)
Desde el partido me han pedido información del Directo, en el que veo que hay un interés real, sobre todo por la industria de automoción y el apoyo logístico que puede suponer. Me parece bastante cínico que todo el mundo diga aquí que está a favor del Directo cuando realmente no ha habido ningún movimiento por parte de PP y PSOE. El tema de las autovías también está muy abandonado. Para mí es algo necesario y lo defenderé cuando sea diputado. No es normal que Burgos esté incomunicado por autovía con Soria, Logroño o Santander. Se nos llena la boca de hablar de despoblación y no tenemos una autovía en condiciones para desplazarnos a ningún sitio.