scorecardresearch

La edad de las plantillas complica el relevo generacional

G. Arce
-

Un 54,5% de los trabajadores locales ya tienen los 45 años cumplidos -6 puntos más que la media nacional- y cada año cerca de un millar de efectivos en esta franja de edad emigran buscando fuera mejores oportunidades laborales

La construcción es uno de los sectores que más acusa el envejecimiento de plantillas. - Foto: Valdivielso

La economía provincial, cimentada en el crecimiento industrial logrado entre finales del pasado siglo y principios del actual, se enfrenta a un obligado relevo generacional a lo largo del próximo lustro en las condiciones más complejas. De entrada, la población laboral local es fiel reflejo de la compleja situación demográfica del territorio y es hoy una de las más envejecidas de España, con un 54,54% trabajadores mayores de 45 años, 6 puntos por encima de la media nacional (48,15). Para colmo, la emigración también afecta al tramo de edad más alto y supone la merma de casi un millar de efectivos cada año con destino a otras provincias o países.

El último Informe del Mercado de Trabajo de los Mayores de 45 años del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) da una clave negativa más, enmarcada en el año al que se refiere el trabajo, 2020: durante la pandemia la contratación en el tramo de edad analizado se desplomó un 24,59% en la provincia. En este caso fue un porcentaje extraordinario y similar a la media nacional, pero menor que en otros territorios donde tiene mayor peso el sector turístico, como Baleares, con un 45,42% menos de contratos entre mayores de 45 años; Canarias (-39,58%);Salamanca (-32,91%); Barcelona, (-31,56%); Asturias (-31,16%), entre otras.

En Burgos hay registradas 195.480 personas que han cumplido los 45 años en datos del pasado año, la gran mayoría (111.233) supera los 59 años. Los afiliados a la Seguridad Social, entre los que se encuentran los trabajadores afectados por un ERTE que han percibido prestaciones por desempleo (aunque no computan como parados), son 78.070, que se reparten en proporciones descendentes en las franjas de edad de entre los 45 y 49 años (22.114 cotizantes), los 50 y 54 (21.095), los 55 y 59 (19.146) y los mayores de 59 (15.715).

En relación a la población provincial, la balanza del mercado laboral se inclina hacia los trabajadores mayores de 45 años, algo que también ocurre en el conjunto de Castilla y León (54,25%), región en la que se concentran las plantillas más envejecidas de España, según el SEPE.
Zamora está a la cabeza nacional con el 57,28% de sus afiliados mayores de 45 años, le siguen Ávila (56,93%), Segovia (55,36%) y Soria y Palencia, con el 54,82%, respectivamente.

(El análisis completo, en la edición impresa)