CCOO y UGT apuestan por «un gobierno estable de izquierdas»

J.D.M.
-

Los sindicatos convocan a los burgaleses a manifestarse el 1 de mayo para "recordar a quien puede generar una mayoría social progresista" en el país que "negocie"

CCOO y UGT apuestan por «un gobierno estable de izquierdas»

CCOO y UGT han valorado "positivamente" el resultado de las elecciones generales de este 28 de abril. Los dos sindicatos mayoritarios han coincidido en señalar que "es el momento de un gobierno estable de izquierdas" y han pedido "a quien puede" que "negocie" para "generar una mayoría social progresista" durante los próximos cuatro años. 

"Se ha demostrado que la derecha se había echado al monte de una manera que ponía en grave riesgo derechos ya consolidados y la ciudadanía, que es responsable, ha votado lo que cree que es lo mejor para este país", ha indicado Pablo Dionisio Fraile, secretario provincial de UGT, que considera "una buena noticia" el desenlace electoral y advierte que desde su organización van a ser "igual de exigentes". "No por ser progresista vamos a dejar de empujar y pedir que se cumplan los derechos de los trabajadores".

Su homólogo en CCOO, Ángel Citores, ha hecho una "lectura positiva" de lo ocurrido en la cita de ayer con las urnas y ha valorado que la gente quiera "cambios tranquilos, no extremistas", por eso espera que "desde las políticas consensuadas de izquierdas" se siga generando riqueza y atrayendo empresas para que Burgos "siga siendo la provincia más industrial".

 

Manifestación del 1 de mayo a las 13.00 horas. Pablo Dionisio Fraile y Ángel Citores han comparecido juntos ante los medios de comunicación para convocar a los burgaleses este miércoles, a las 13.00 horas en la plaza de Mío Cid, con motivo del 1º de mayo. "Hay un motivo importante para que los ciudadanos estén en la calle este 1 de mayo y es recordarles, a quién puede generar la mayoría social progresista en este país, que tienen que negociar y llegar a un acuerdo porque tiene que haber una mayoría progresista", ha incidido Citores, que ha advertido que "el partido no se ha acabado" porque el día 26 de mayo hay elecciones municipales, regionales y europeas y "no podemos permitir que la ultraderecha gobierne en ningún sitio ni que incida en las políticas. Sería lo peor que hagan políticas ultraconservadoras en Europa".  

Fraile, por su parte, animó a salir a la calle a los burgaleses porque, "aunque se presupone que tendremos un gobierno progresista, tenemos que seguir luchando porque los derechos de los trabajadores y trabajadoras no se vean alterados". En ese sentido, ha vuelto a pedir, entre otras cosas, la derogación de las reformas laborales y de la Ley Mordaza.