268.000 euros por 5 meses de trabajo en el Congreso y Senado

C.M.
-

El debate sobre si lo que cobran los políticos es mucho, lo justo o insuficiente siempre está sobre la mesa. ¿Merece la pena dedicarse a la política?. La pregunta tiene muchas respuestas.

268.000 euros por 5 meses de trabajo en el Congreso y Senado

En el ámbito nacional la fallida legislatura ha impedido que los cuatro diputados (2 del PSOE, 1 del PP y 1 de Ciudadanos) y cuatro senadores (3 del PSOE y 1 del PP) elegidos por la provincia de Burgos en las elecciones del 28 de abril no han tenido la oportunidad de completar su mandato al no conformarse el gobierno. Sin embargo, los cinco meses que han estado en el cargo en los que la actividad parlamentaria ha sido prácticamente nula han percibido sus remuneraciones (fijo más complementos de las comisiones que prácticamente no se han estrenado) y cuatro de ellos seguirán haciéndolo hasta que se constituya el nuevo parlamento al formar parte de la Diputación Permanente del Congreso o del Senado (Esther Peña, Sandra Moneo, Ander Gil y Mar Arnaiz) mientras que el resto percibirá la ‘indemnización de transición’ desde el día que se disolvieron las Cortes el 24 de septiembre hasta el 10 de noviembre, día de las elecciones. Se trata de una especie de finiquito que se abona en un solo pago y cuya cuantía equivale a las retribuciones que venían percibiendo de forma habitual los parlamentarios cuando había actividad, una media de 7.200 euros. Esta paga no es compatible con ningún otro ingreso público o privado y está pensada para los que figuran en las listas del 10-N y quieren volver a la actividad cuando se constituyan las nuevas Cámaras.
De modo, que el sueldo de los ocho parlamentarios burgaleses en esta corta legislatura sumará unos 268.130 euros, de los que 129.854 corresponden a los diputados y 138.278 euros. 
Durante los periodos de actividad ordinaria los diputados perciben un salario base al mes en concepto de asignación constitucional de 2.981,86 euros y los senadores de 2.981,90 distribuidas en 14 pagas. A estas cantidades hay que sumar 1.921,20 euros al mes en el caso de los diputados y de 1.919,63 en el de los senadores por ser electos por una circunscripción distinta de la de Madrid. Estos dos conceptos son fijos pero la asignación se suele complementar con otras cuantías en función del trabajo desarrollado y del cargo que se ocupe en las Cortes (secretarios, portavoces, portavoces adjuntos, presidentes de comisión...). 
Tanto el Congreso como el Senado cubren los gastos de transporte en medio público para el desempeño de su actividad política, así como derivados del aparcamiento en las estaciones de tren y los aeropuertos. En el caso de que usen su propio automóvil se les abonan 0,25 euros por kilómetro y los peajes de las autopistas. También perciben dietas por gastos de manutención y desplazamientos de entre 120 y 150 euros al día). Otra ventaja de ser parlamentario son un teléfono móvil y una tableta. 
Y quienes no sean elegidos el 10-N tendrán derecho a indemnización por cese de unos 2.97o euros por cada año de mandato, aunque en este caso solo será por 5 meses.