El Madrid se lanza a por la copa

SPC
-
El Madrid se lanza a por la copa - Foto: JUAN MEDINA

El cuadro merengue, liderado por Vinícius y Ramos, remonta ante el Girona y mete pie y medio en las semifinales. Marcelo vuelve a dar síntomas de atravesar una crisis

El Real Madrid dio ayer un paso firme hacia las semifinales de la Copa del Rey, remontando al Girona con Vinícius exhibiendo liderazgo y Sergio Ramos saliendo al rescate con su acierto goleador (4-2), en un encuentro que adentra al equipo de Santiago Solari en su mejor momento.
Desde una mejoría física indiscutible, el cuadro merengue exhibió una renovada confianza para levantarse de golpes que antes le dejaban noqueado. El bloque catalán, con la receta de acierto con la que eliminó por sorpresa al Atlético para alcanzar una eliminatoria histórica, golpeó primero pero cedió ante el empuje madridista.
Nunca había pisado terreno de cuartos el equipo rojiblanco en Copa y, una vez lograda la proeza, quiso disfrutar. Con rotaciones, sin jugadores de la importancia de Stuani, Portu o Pere Pons, pero encontrando premio a su puntería nada más iniciarse el duelo. A los siete minutos, con una triangulación perfecta para salir de la presión y centro desde el costado de Raúl García que remataba a placer, libre de marca, el ‘Choco’ Lozano. Marcelo, mientras, mirando al cielo.
Con los vuelos de Odriozola por la banda comenzó el conjunto local a enlazar llegadas a portería rival. Con Casemiro siendo el primero en intentarlo; Marcelo queriendo corregir arriba los despistes defensivos, pero topándose con la estirada de Iraizoz a su disparo ajustado. A la tercera llegó el empate. Decidió con brillantez. Pase atrás de Odriozola y regalo a Lucas Vázquez.
Querían más y ese ímpetu provocó algún desajuste defensivo a la espalda de los laterales. Aparecería Courtois en su estreno en Copa antes de que el sufrimiento acompañase la presencia del Girona, que defendió como pudo. Vinícius se va de todos y cuando no puede la pisa, te provoca, te atrae para buscar el pase de peligro.
Los intentos de Benzema morían en manos del portero rival cuando llegó una acción protestada por Modric, derribado dentro del área cuando se disponía a chutar.
No lo señaló el colegiado que de cerca vio dos minutos después el derribo a Vinícius. Cayó en la trampa del recorte Lozano, y el regalo no lo desaprovechó para marcar de nuevo a lo Panenka.
Remontada certificada, el poste evitando el gol de Benzema y una segunda parte por delante en la que se esperaba más del Real Madrid.
Así comenzó a llegar con timidez el Girona. De un córner mal defendido llegó el penalti del empate. Granell empataba con un zurdazo.
Nuevamente tenía que reaccionar el Real Madrid y apareció su mejor ‘nueve’, Sergio Ramos, para devolver la tranquilidad.
Y desatado Vinícius, puso una diferencia mayor para la vuelta, con el pase a Benzema para premiar su búsqueda del gol. A puerta vacía marcó el cuarto para dejar al Real Madrid a un paso de las ‘semis’.