Al mando desde la División San Marcial

ICAL
-
Fotografía de grupo tras la visita del del comandante Jefe del Mando de Operaciones. - Foto: Cabo Miguel Alonso

El teniente general Fernando López del Pozo visitó ayer a los cerca de 150 militares que dirigen el ejercicio JFX-19 desde las instalaciones del acuartelamiento Diego Porcelos

El teniente general Fernando López del Pozo, comandante del Mando de Operaciones, visitó ayer a los cerca de 150 militares que dirigen el ejercicio JFX-19 desde las instalaciones del Cuartel General de la División 'San Marcial', en Burgos, según informaron fuentes del Ejército.

Este ejercicio se lleva a cabo hasta el 14 de mayo, con la participación de cerca de 1.300 militares del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, desplegados en cinco localizaciones diferentes -Pozuelo de Alarcón, Burgos, Rota, Torrejón y Valencia-. Se trata de la principal actividad nacional de adiestramiento de la estructura operativa para este año. 

El JFX-19 es un ejercicio conjunto de puestos de mando de nivel operacional y táctico, con activación de la estructura operativa que integra a los mandos componentes de Tierra, Mar, Aire, Operaciones Especiales y Ciberespacio. Su finalidad es adiestrar y certificar la capacidad del Mando de Operaciones (MOPS) para ejercer el mando y control sobre estos Mandos Componentes en beneficio del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD). 

Con este adiestramiento de los Mandos Componentes, deben estar preparados para hacer frente a los nuevos desafíos del entorno de seguridad, para lo que se ha recreado un escenario de conflicto de alta intensidad nacional. 

El objetivo del ejercicio JFX-19 es aportar a la estructura operativa de las Fuerzas Armadas las capacidades necesarias para poder hacer frente a los riesgos y amenazas, recogidos en la Estrategia de Seguridad Nacional. De esta forma, fuentes del Ejercito remarcaron que la suma de las capacidades que aportan el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire de forma conjunta aporta un gran valor añadido a la defensa de España, que ha ido creciendo según la evolución del MOPS desde su creación en 2005.

Con el JFX-19 se pretende aunar sinergias y maximizar el entrenamiento, adiestramiento e integración de los mandos componentes Terrestre, Marítimo, Aéreo, de Operaciones Especiales y uno de Operaciones en el Ciberespacio, así como el apoyo del CIFAS. Asimismo, constituye una demostración de su voluntad permanente de hacer frente a los riesgos y amenazas.