El sector del toro bravo calcula 77 millones en pérdidas

SPC
-

Reclaman medidas de reactivación económica, como reducir el IVA de venta de animales para festejos, actualmente en el 21%

El sector del toro bravo calcula 77 millones en pérdidas

El sector del toro bravo reclamó ayudas al Gobierno ante las pérdidas económicas que superarán los 77 millones en las ganaderías españolas, con gran peso en la provincia de Salamanca, si bien también en Zamora y Valladolid, según informó la Unión de Criadores de Toro de Lidia en comunicado recogido por Ical, que representa el 85 por ciento de la producción destinada a espectáculos culturales en plazas de toros de primera, segunda y tercera categoría.

En el escenario de un 2020 sin temporada taurina -marzo a octubre-, la estimación económica de pérdidas para los ganaderos de bravo se calcula en base al valor de los animales destinados a las corridas de toros de esta temporada –35.000 eiros-, añadiendo la pérdida económica de los añojos, erales y utreros que se quedarán en el campo y la consecuente drástica reducción de reproductoras.

Para la elaboración de esta proyección, la patronal considera la previsión de la producción 2020 facilitada por los ganaderos previo al inicio de la temporada, que superaba los 7.000 toros, que tienen un coste de producción que oscila entre 4.000 y 5.000 euros por animal, dependiendo de las características de la ganadería. Además, se añaden aquellos animales que se quedarán en el campo o su sacrificio en matadero. 

Como agravante a esta situación, el stock de carne en los mataderos “ha causado un desplome sin precedentes de los precios de mercado, devaluando el precio del producto de bravo en origen”.

Esta crisis del covid-19 provocará “efectos devastadores” sobre las ganaderías de bravo cuya producción extensiva y autóctona “tendrá consecuencias sobre el medio ambiente, sobre la pérdida de biodiversidad y sobre los agentes que conforman el tejido rural, fundamentalmente en la llamada España Vaciada”.

La Unión de Criadores recordó que las ganaderías de bravo generan miles de empleos directos e indirectos de mano de obra especializada, especialmente “en aquellas zonas más deprimidas del país”.

Asimismo, señaló que el toro bravo es “pieza fundamental” para el desarrollo y celebración de los espectáculos culturales taurinos, que aportan al Estado 140 millones en concepto de IVA al año.

Precisamente, entre las reclamaciones para la reactivación económica del sector, la patronal pide rebajar el IVA de venta del toro para festejo, que actualmente se encuentra en el 21 por ciento, si bien el acceso al espectáculo está en el 10 por ciento. La Unión de Criadores también demandó ayudas directas, “al igual que se está realizando en otros sectores ganaderos afectados vinculados al canal Horeca”.

Por último, solicitó subvenciones para atenuar la pérdida del valor cultural, genético y medio ambiental de las ganaderías de bravo, ya que el 90 por ciento del valor del producto se corresponde con este tipo de parámetros. Por ello, “se precisan ayudas directas para la conservación del valor genético y patrimonial del toro, el mantenimiento del tejido rural, especialmente de mano de obra cualificada y la preservación medio ambiental de espacios, como la dehesa, catalogados por la UE como Alto Valor Natural”.