«El cambio generacional ha aportado frescura y nuevas ideas»

Raquel Nogal
-

La familia se siente muy orgullosa de tener experiencia y juventud al frente de esta nueva etapa de Saneamientos Martínez

«El cambio generacional ha aportado frescura y nuevas ideas»

La historia de esta empresa, especializada en decoración, equipación y reforma se asemeja a una montaña rusa. En la cual se viven grandes subidas y bajadas pero siempre sigue hacia delante. Javier Alonso, uno de los fundadores, recuerda que en los orígenes del proyecto le tocó a él y a su cuñado enfrentarse a una crisis, pero no generar grandes gastos les permitió ahorrar y poder seguir creciendo hasta llegar a invertir en un gran local como el actual.
El primer relevo que se llevó en la empresa fue a Sergio Martínez -sobrino de Javier-, quien asegura que fue un proceso muy natural, ya que cuando su padre le cedió la participación él ya se encontraba en la sociedad. Además, no estuvo en ningún momento solo, ya que contó con la ayuda de Javier.

Álvaro quizás no tenía tanta vocación como Sergio cuando entró en la firma, pero tras dos años trabajando en el sector confiesa que «siempre fue una opción» que tuvo presente. «Es una buena oportunidad y siempre es bonito continuar con el legado familiar», afirma.

Uno de los actuales propietarios asegura que los negocios familiares son emocionantes pero no se debe olvidar toda la exigencia que requiere. «Trabajas para ti, eres tu propio jefe y debes crear tu camino con tus propias ideas, siempre avanzando hacia los cambios que la sociedad del momento genera», explica Sergio.

La familia se siente muy contenta y orgullosa con las decisiones generacionales que han tomado. Sus padres buscaban la jubilación y el descanso profesional después de tantos años de oficio, aunque este descanso no les llegará del todo, ya que sus hijos valoran mucho su experiencia laboral y continúan buscando su consejo, aunque sean conscientes de que son ellos quienes deben tomar todas las decisiones y ser la cara visible del proyecto.
Los sucesores conocen muy bien el funcionamiento de las sociedades y saben que las relaciones humanas pueden ser complicadas, aunque ninguna generación del comercio ha tenido conflicto alguno.

Los fundadores nunca tuvieron problemas en el establecimiento y aprendieron a dejar los temas de la empresa para las horas laborales, sin mezclarlos con asuntos familiares. «El trabajo cuanto menos salga de la empresa mucho mejor», explica Alonso padre. Esto mismo es lo que espera de sus herederos y que así puedan llevar la firma durante un largo periodo de tiempo.

Martínez y Alonso llevan ya dos años sacando el proyecto de la familia adelante y se sienten muy contentos por su buena relación. Para el recién llegado ha servido de gran ayuda no encontrarse solo en el momento de su incorporación y asegura que de esta forma el cambio no ha sido tan drástico. Además, explica que la experiencia de Sergio se suma a las nuevas ideas y a la formación en administración y gestión que él posee.

Martínez aporta a la empresa su gran experiencia, pero se deja influenciar por las ideas modernas y los nuevos puntos de vista que propone su compañero. Y es que fue el más joven quien tuvo la idea de dejar atrás el nombre inicial de ‘Saneamientos Martínez’ y acercar su denominación hacia el sector que más les representa en este momento: la decoración, la equipación y la reforma. «Siempre la gente joven te va a aportar nuevas ideas y diferentes puntos de vista, además la experiencia te facilita a la hora de ver las dificultades de otra manera», explica el descendiente.

 

SANEAMIENTOS MARTÍNEZ

En 1975 Javier Alonso, junto a su cuñado y padre del actual propietario, decidieron fundar Saneamientos Martínez. En sus inicios se encontraba ubicada en dos establecimientos, uno utilizado para la exposición y otro para la fontanería, en la localidad de San Juan de Ortega. Ambos locales se quedaron pequeños, por lo que decidieron trasladarse a la capital, concretamente a la calle Vitoria, 144, donde ya llevan 22 años. Sergio Martínez adquirió la participación de su padre en la sociedad en el año 2006, aunque lleva 27 años en la empresa.

Álvaro Alonso, hijo de Javier Alonso, quien se ha jubilado hace justamente año, se incorporó a la empresa familiar  en 2017, una vez que acabó sus estudios de administración y dirección de empresas, lo cual le servirá, sin duda, para codirigir la firma.