scorecardresearch

800 peñistas solidarios

G.G.U. / Burgos
-

La marcha organizada por la Federación recaudó unos 2.400 euros en beneficio de Cáritas • Fue de Capiscol al Parral

Los participantes recorrieron alrededor de 5 kilómetros por las márgenes del Arlanzón. - Foto: Sara Vélez

Que el papel de las peñas no se limite solo a los Sampedros es uno de los objetivos de la actual junta directiva de la Federación de Fajas y Blusas, que ayer dio el primer paso para conseguirlo con una marcha solidaria entre Capiscol y el Parral a la que acudieron alrededor de 800 peñistas. El presidente del colectivo, Miguel Santamaría, se mostró satisfecho del éxito de convocatoria de la novedosa caminata, que abre una nueva etapa en la federación y que permitió recaudar alrededor de 2.400 euros en beneficio de Cáritas. «Estamos muy contentos porque la respuesta ha sido masiva y todo se ha desarrollado sin incidentes. Con ganas de organizar la próxima», apuntó Santamaría.
La comitiva salió del patio del colegio Miguel de Cervantes con puntualidad británica, a las 12.30 horas, y bajo un sol más propio de agosto que de finales de octubre. De ahí que los participantes agradecieran que se escogiera como recorrido obligatorio la ribera del Arlanzón, una decisión que no solo garantizó algo de fresco sino que también facilitó el desarrollo de la marcha porque no obligaba a cortar calles ni a movilizar a la Policía Local. Bastó con la custodia de Protección Civil y con la instalación de una pasarela improvisada en la desembocadura del Vena, a la altura de la calle Gran Teatro y del hotel Silken, para que se pudiera cruzar y seguir trayecto.
Para ese momento, las entre 30 y 40 personas responsables de la organización no solo se habían encargado de la venta de los casi 800 dorsales  (apenas faltaron seis para alcanzar la cifra redonda), sino que también se habían coordinado con los compañeros que esperaban a la altura del Teatro Principal, esperando para entregar a los caminantes un tentempié a base de manzanas de Caderechas, bizcocho y agua. Y también con quienes esperaban la llegada en el Parral, preparando el sorteo de regalos para quienes habían colaborado con la causa pagando los 3 euros de dorsal y, como no podía ser de otra manera, con un pincho de ‘chorimorci’ que compensaría el esfuerzo de todos los asistentes. Entre ellos, el concejal José Antonio Antón, que como encargado del área de Festejos había colaborado desde el primer momento con la iniciativa y que se mostró muy contento con el resultado. «Esto es como recuperar los Sampedros en octubre», comentó Antón sonriente, antes de declarar que «las peñas han sido todo un descubrimiento para mí, son de lo mejor de Burgos».
La entrega de premios fue posible gracias al altruismo de diversas empresas, que donaron jamones, cambios de aceite para el coche, limpiezas dentales, lotes de libros, dos comidas... Obsequios que fueron entregados entre risas y en el habitual ambiente de alegría y compañerismo que fomentan las peñas.

 

Día del Peñista

El siguiente hito para ganar visibilidad en la calle más allá de las fiestas de San Pedro y San Pablo será el próximo 15 de noviembre, cuando se celebrará el Día del Peñista. Para ese día está previsto que, además de reunirse en la plaza del Cid y organizar algún acto en el casco histórico para hacerse notar, habrá una comida multitudinaria en el Fórum Evolución.