Molina cree que la fusión de municipios sería "un error"

SPC
-

El director del Comisionado del Gobierno para el reto demográfico aboga por la incorporación del impacto demográfico a todas las normas, planes y programas que se desarrollen desde ahora

Molina cree que la fusión de municipios sería “un error”

El director del Comisionado del Gobierno para el reto demográfico, Ignacio Molina, consideró hoy que la fusión de municipios propuesta por el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, sería “un error” porque supondría “poner el foco en aquello que no es el causante” del problema de la despoblación en la comunidad. En declaraciones a Radio Nacional de España (RNE) recogidas por Ical, Molina incidió en que “nada” tienen que ver aspectos como la delimitación municipal con la prestación de servicios, por lo que esa medida supondría “poner el foco en aquel que no tiene la culpa” en lo que sería “un engaño”.

Igualmente, recalcó que esa fusión para nada supondrá una mejor gestión de los servicios, ya que tanto los datos como los análisis dicen “lo contrario”, señaló. “Los estudios demográficos dicen que donde se hicieron fusiones de municipios, el municipio grande no gano, y el resto perdieron más que los de características similares que no se habían fusionado”, dijo. A su juicio, lo que hay que hacer es que todas las administraciones “cumplen con el desarrollo de sus competencias” en lugar de “poner deberes a las demás, que es lo que estamos haciendo siempre”

Para Molina, “no es tanto fusionar municipios por una idea teórica, como diseñar un mapa”, ya que “si el modelo territorial va funcionando, a lo mejor los municipios se fusionan por voluntad, pero si hay que fusionar obligatoriamente, lo que estamos haciendo no tiene nada que ver con la ordenación del territorio”, aclaró.

En sus declaraciones, Molina recalcó que no se trata tanto de concentrar servicios sino de “tener claro cómo queremos prestar servicios a las personas en el territorio”, en especial en una comunidad como Castilla y León que es “grande, de baja densidad y envejecida”, señaló. “Si buscamos la igualdad o la cohesión social o territorial, hay que garantizar servicios, y no concentrarlos”, incidió. Por eso, aseveró que lo primero que habría que hacer es conocer los servicios que se tienen que prestar a las personas en el territorio, tanto de carácter público como privado.

Para Molina, los diagnósticos “están claros”, pero ahora hay que trabajar en las medidas y las líneas de acción, y reconoció ser “optimista a largo plazo” aunque avanzó que el proceso para frenar la despoblación resultará “complicado”. Auguró que se está avanzando hacia un modelo social y territorial en el que el medio rural “va a ganar en calidad de vida y condiciones”, aunque para ello habrá que tomar decisiones a corto plazo y contar con “una hoja de ruta larga” ya que en breve la dinámica demográfica hará que “muchos pueblos pierdan población en valores absolutos”.

Sobre la actuación del Gobierno autonómico, Molina consideró que lo que no ha hecho la Junta es un modelo de ordenación del territorio, y apostilló que no ha sido “porque no se haya propuesto”, después de que en 1998 se hiciera una Ley de Ordenación del Territorio “razonablemente buena” con una estructura de los planes “bien planteada” y un libro blanco en las directrices que “no se llegaron a aprobar”. Desde entonces, consideró que se han puesto “parches” o “no se ha hecho nada” y “las directrices esenciales no se acompañan de las complementarias”, dijo. “Se trata de pensar qué queremos hacer en materia de ordenación del territorio y diseñar los instrumentos, pero no plantear el orden inverso”, aclaró.

Por último, y en relación a las líneas fundamentales de actuación, Molina apuntó a la conectividad como un elemento “fundamental” en los próximos años, y una condición imprescindible para “desarrollar oportunidades y garantizar la prestación de servicios en el territorio para que los ciudadanos no tengan la sensación de que son ciudadanos de segunda”. Además, abogó por la incorporación del impacto demográfico a todas las normas, planes y programas que se desarrollen, y aunque estimó que “costará”, auguró que “dará resultados a medio y largo plazo” si se aborda desde un punto de vista transversal y teniendo claro que ordenación del territorio y lucha contra la despoblación son “dos caras de la misma moneda”.