La Eucaristia que quiere Cañizares

Angélica González / Burgos
-

El prefecto de la Congregación para el Culto y los Sacramentos dijo ayer que para que la Iglesia esté con los pobres se necesita «que todos estemos unidos a Cristo»

Francisco Gil Hellín, Antonio Cañizares y Fernando Arce. - Foto: Ángel Ayala

Con un texto que estructuró sobre abundantes referencias a citas de los papas Benedicto XVI y Juan Pablo II, recientemente santificado, Antonio Cañizares, cardenal y prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos hizo ayer en Burgos una defensa a ultranza de la Eucaristía ante el numeroso grupo de sacerdotes que se acercaron al Seminario a celebrar San Juan de Ávila, patrono del clero español. «Sin Eucaristía no hay futuro para la Humanidad» y «solo la Eucaristía podrá devolver la unidad a la Iglesia Católica, que está dividida», llegó a decir el exarzobispo de Toledo y primado de España, en una conferencia en la que le acompañaron el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, y el rector del Seminario, Fernando Arce.
A lo largo de su intervención ante los curas burgaleses, a quienes pidió «entrega y sacrificio personal»  recordó que «el núcleo del sacerdocio es ser amigo de Cristo y ser hombre de oración para salir de la ignorancia de los simples siervos» y que «el mundo tiene necesidad de Dios» y anunció que la Congregación que dirige está preparando un documento sobre cómo celebrar bien la Eucaristía «porque el ars celebrandi es una garantía de participación».
En este sentido -más tarde, en palabras a este periódico- Cañizares se dolió de lo vacías que siguen estando las iglesias españolas a la hora de la misa: «Todo cristiano por el hecho de serlo debe participar en la Eucaristía porque sin ello falta un elemento fundamental en la vida cristiana, no se trata de un mero precepto ni una práctica de piedad sino de la esencia misma de ser cristiano».

Un momento de la Eucaristía celebrada en la capilla del Seminario con motivo de la celebración de San Juan de Ávila.
Un momento de la Eucaristía celebrada en la capilla del Seminario con motivo de la celebración de San Juan de Ávila. - Foto: Diócesis de Burgos
Cañizares se refirió a lo cercana que tiene que ser la institución católica de las personas que más sufren y que peor lo están pasando en estos momentos y en este sentido también implicó a la Eucaristía: «Decimos que la Iglesia debe estar a favor de los pobres y amarles como Cristo les amó pero para eso tenemos que estar unidos a Él y esto se hace a través de la Eucaristía para amar como él mismo nos amó. La Iglesia no será la Iglesia de los pobres si no es la Iglesia de la Eucaristía».

EL NUEVO SANTO

Durante la charla se refirió, por otro lado, a la próxima beatificación del papa Pablo VI que se basa en el milagro de la curación de un bebé «en el seno de su madre» acreditada por médicos y religiosos. Cañizares destacó los impresionantes méritos de Montini para alcanzar el máximo honor de la Iglesia Católica y dijo que esta institución «nunca le estará lo suficientemente agradecida por su labor en unos tiempos que no fueron nada fáciles».
Tras estas palabras, el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos presidió la Eucaristía de acción de gracias por los sacerdotes que en este año han cumplido 60, 50 y 25 años en su ministerio.