Una vecina gana la batalla contra un gallo muy cantarín

I.M.L.
-
Una vecina gana la batalla contra un gallo muy cantarín

Tras la denuncia se realizaron mediciones de madrugada y los cantos del ave superaban los límites legales. El propietario del corral, situado en La Aguilera, tendrá que insonorizarlo o retirar de ahí los animales

Todos los días, de madrugada, la misma canción, la del gallo o gallos que, a partir de las 4 de la mañana se ponen a cantar. Una banda sonora que los vecinos del entorno de la calle San Sebastián número 7 de La Aguilera no aguantaron más y denunciaron las continuas molestias ante el Ayuntamiento de Aranda, del que depende esta entidad local. «La situación es insoportable, no se pude vivir ahí, vale que son animales y que no se puede impedir que canten o hagan ruidos, pero así es imposible seguir durmiendo, además del olor que producen y las plumas que se nos meten en casa», se queja la vecina que encabezó la queja vecinal y a la que ahora se le ha dado la razón.
Desde que interpusiese la denuncia en julio del año pasado, después de intentar razonar con el dueño del corral para que retirase de allí son animales sin éxito, dos meses después se llevaron a cabo mediciones técnicas del nivel de ruido, tanto de día como de noche, y tanto dentro como fuera de las viviendas. El resultado fue claro: el canto del gallo es ilegal, porque su volumen supera los decibelios permitidos por la ley.

[más información en la edición impresa]