La autopsia revela decenas de heridas en el cuerpo de Monika

F.L.D.
-
La autopsia revela decenasde lesiones en el cuerpo de Monika - Foto: Luis López Araico

La mujer asesinada en lunes en Salas de los Infantes dijo a su maridos que quería terminar la relación y éste la 'cosió' a cuchilladas. Al parecer, días atrás había relatado por WhatsApp a sus amigos que su pareja la controlaba y maltrataba

La situación sentimental de Monika Asenova llevaba meses siendo complicada, pero en las últimas semanas todo se precipitó. Después del incendio que calcinó el domicilio que compartía con Biser K. el 28 de junio, se trasladó a San Leonardo Yagüe para vivir con su padre, pero el pasado lunes volvió a Salas de los Infantes y entró en la vivienda de la Plaza Mayor con su pareja. Allí, según fuentes consultadas por este periódico, le comunicó que no quería seguir adelante con la relación, momento en el que el asesino confeso cogió un cuchillo que había en el salón y comenzó a agredirla mortalmente.

Las mismas fuentes señalan que en su declaración Biser K. aseguró que una vez que Monika le dijo que quería poner punto y final a la relación «perdió la cabeza» y empezó a agredirla. La autopsia revela decenas de heridas y contusiones en el cuerpo de la mujer, más de la mitad de arma blanca, las cuales provocaron su muerte. Eso sí, el presunto asesino sostuvo ante la Guardia Civil que no la empujó por la ventana, sino que fue ella misma la que en un impulso desesperado por salvar la vida trató de buscar una salida y terminara cayendo al patio interior donde minutos después la encontró gritando y agonizando una vecina del pueblo.

Por su parte, Biser K. abandonó el lugar de los hechos y enfiló el camino hacia el cuartel de la Guardia Civil, ubicado a apenas 300 metros de allí. En ese recorrido, le dio tiempo a llamar al Servicio de Emergencias 112 para informar de lo que acababa de ocurrir en la vivienda de la Plaza Mayor.

[más información en la edición impresa]