Formación y arte contra las pintadas vandálicas

DB
-
Los hermanos Sergare, artistas urbanos, dirigirán la formación de los alumnos de Secundaria. - Foto: Alberto Rodrigo

El Ayuntamiento pone en marcha la propuesta educativa 'Sembrando respeto' entre los escolares de Primaria y Secundaria Obligatoria. Los alumnos y alumnas se embarcarán en un proyecto de intervención de intervención artística en su centro.

 Sembrando Respeto tiene entre sus objetivos promover actitudes de respeto y cuidado de las zonas públicas, para prevenir así posibles actos de vandalismo, en especial graffitis no autorizados, y la implicación de los niños y jóvenes, en acciones compartidas que embellezcan el entorno urbano, favorecerá el respeto a su ciudad, al patrimonio y a la naturaleza. En educación Primaria, de la mano de la pintora e  ilustradora Verónica Alcácer del Río los alumnos realizarán una gran pintura mural en su colegio mientras se trabajan valores como el civismo,  la responsabilidad y el respeto al patrimonio.

Cada centro elegirá el espacio más adecuado para este proyecto: pasillos, biblioteca, muros exteriores, patio, gimnasio… así como el tipo de pintura que se empleará (exterior o interior) y la temática del mural.

La intervención se realizará en tres días consecutivos, y en ella podrán participar unos 75 niños y niñas del mismo nivel o ciclo,Verónica Alcácer del Río se responsabilizará del acabado profesional, para afianzar el resultado colectivo y la perdurabilidad de la imagen.

Por lo que se refiere a educación Secundaria, los alumnos harán una intervención artística en el centro educativo de la mano de dos artistas urbanos burgaleses: los hermanos Sergare (www.sergare.com). Estos jóvenes virtuosos del graffiti agitan sus sprays para expresarse, creando imágenes originales, impactantes y llenas de fuerza. La intervención se realizará en 5 días. En una primera sesión tiene lugar un encuentro en el que se genera una reflexión sobre la diferencia entre actos vandálicos y arte contemporáneo urbano. Se explicará a los participantes las técnicas de graffiti (difuminado, relleno, goteo…) y tipos de aerosoles empleados.

En las sesiones posteriores, los alumnos, dirigidos por estos artistas, realizarán una práctica de grafiti para embellecer los espacios comunes del centro educativo: o bien en un espacio elegido por el centro escolar (muro, pared, puertas, verjas) o/y en un gran cubo de hierro y madera de 2x2 metros proporcionado por el Ayuntamiento

Los hermanos Sergare se responsabilizarán del acabado profesional del mural, para afianzar el resultado colectivo y la perdurabilidad de la imagen.

El objetivo de este proyecto es familiarizar a los estudiantes con el mundo del graffiti desde el respeto al mobiliario urbano (bancos, farolas, escaparates, fachadas…). Los valores que se pretenden poner en relieve son la responsabilidad y el civismo, además del trabajo cooperativo y la creatividad.