scorecardresearch

Cuando el diseño se convierte en arte

DB
-

Los XIV Premios de Arquitectura de Burgos 2019-2020 reconocen obras de todos los estilos pero con un factor común: la originalidad

Cuando el diseño se convierte en arte

El Colegio de Arquitectura de Burgos ha fallado la XIV edición de sus premios, que tienen por objeto distinguir los trabajos profesionales más destacados realizados por los profesionales colegiados residentes en Burgos. En esta ocasión se ha reconocido las obras completadas durante 2019 y 2020, curso este último que, pese a la pandemia, ha reportado numerosas y valiosos trabajos.

El jurado ha concedido cuatro accésit y seis premios, el máximo permitido por las bases. Las mayores distinciones se las han llevado, en primer lugar, la ‘Clínica De la Cruz Odontología’, de Aranda de Duero. Del proyecto, realizado por el estudio bher Arquitectos, el jurado destaca «su acertada estrategia en la utilización de una doble piel para conjugar la intimidad requerida con la luz natural». El segundo en ser reconocido es la ‘Casa Patio Abierto’ de la Mancomunidad La Yecla, diseñada por A3GM. Se trata de una intervención «con una materialidad clásica y elegante, con recursos limitados y la puesta al día de soluciones constructivas tradicionales».

El Coacyle premió también a AJO Taller de Arquitectura por ‘Bajo un botón’, el cual admiten es «un ejercicio radical, contundente y de gran economía». La ‘Casa F’, a cargo de Oaestudio, logró otro galardón gracias a su«acertada integración de los elementos preexistentes conservados y la reinterpretación de los añadidos sin valor». Este proyecto, junto al ‘Edificio Zúñi5a, 10 viviendas locales y garajes’, de Made. V Arquitectos, se localizan en Valladolid. Por último, Miguel Ángel de la Iglesia y Darío Álvarez, con su intervención en el teatro romano de Clunia: escena y anticuario, han logrado el último reconocimiento.

Galardones. Junto a los seis premios, el Coacyle otorgó cuatro accésit. El primero fue a parar a manos de Oaestudio. Según el jurado, ‘Casa D’ destaca por su «respuesta a la indeterminación del programa inmobiliario, consiguiendo una versatilidad funcional muy interesante a través de los elementos móviles y correderos y su cuidada posición». AJO Taller de Arquitectura, que también repite tras obtener un premio, triunfó con ‘Maloca (Festival Tribu 2019)’. El Colegio de Arquitectos valoró «el buen entendimiento del carácter efímero y festivo de la arquitectura, con recursos limitados para generar un espacio acotado con carácter popular, conviviendo sin interferencias con la Plaza Mayor en la que se inserta».

El restaurante Cobo Estratos, diseñado por los arquitectos Enrique Jerez, Álvaro Moral y Víctor Manzanedo obtuvo otro accésit «gracias a su austeridad material o la acertada organización espacial». Finalmente, ‘67 viviendas y espacios comunes’, de José Manuel Méndez Primo, cerró la distinción gracias a la «promoción inmobiliaria con una importante investigación constructiva y material en su envolvente de fachada».