Casado defiende la geolocalización en zonas periféricas

SPC
-

La consejera explica que estas propuestas "no sustituyen" a los profesionales y señala que "no puede detraer recursos de Aguilar" por el cierre del punto continuado

Casado defiende la geolocalización en zonas periféricas

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, defendió hoy el sistema de geolocalización en áreas de baja cobertura sanitaria, que principalmente se encuentran en zonas periféricas, como acción paralela a la atención médica, pero “nunca” como sustitutivas de la actividad de los profesionales. Así se lo explicó hoy al alcalde de Barruelo de Santullán (Palencia), Cristian Delgado, quien tanto por carta como en los medios de comunicación había solicitado este encuentro para conocer el plan en concreto, dado que afecta a su localidad.

Sin embargo, Casado pidió que no se mezclen propuestas con la situación de la atención continuada en esta población de la Montaña Palentina, donde no se reimplantarán las guardias nocturnas por el momento en el Punto de Atención Continuada. De hecho, la consejera señaló que “no puede detraer recursos del centro neurálgico de la comarca, Aguilar de Campoo”. La titular del departamento avanzó también que “está a punto” de firmar el convenio con el Gobierno de Cantabria para la atención de los habitantes del norte de Palencia en el Hospital Tres Mares de Reinosa.

Por ello, adelantó al regidor, quien prefirió no atender a los medios de comunicación tras la reunión celebrada en Valladolid, que estas zonas periféricas son “prioritarias” en el concurso de traslados, del que no ofreció fechas. En estos puntos se fomentará la presencia de más médicos de familia, con un 25 por ciento más de plazas, y se primará la “fidelización”. Casado comentó que vio al alcalde “tranquilo” con las explicaciones y que “ha entendido que la Junta lo intenta resolver”, si bien remarcó que hubiera preferido que lo hubiese explicado él.

Además de la Montaña Palentina, Casado enumeró para este plan en áreas de poca cobertura algunas del norte de Burgos, Guardo y Aguilar, El Bierzo y zonas de Soria y Segovia. En todo caso añadió que los planes de contingencia “no serán lo habitual, solo se ponen en marcha en situaciones puntuales”.

Por el momento, la Consejería extenderá a todos los núcleos rurales dispersos y despoblados de Castilla y León las pulseras de aviso que no han gustado en Barruelo. La idea es que este sistema permita a un grupo de vecinos, la llamada red de colaboradores de los municipios, actuar ante una situación de urgencia durante el tiempo que tarde en llegar el equipo sanitario. Se trata de implantar una intervención rápida por parte de las personas más cercanas que en muchos casos puede ser vital para la supervivencia o las secuelas, en especial en el caso de enfermedades tiempo dependientes como un ictus o un infarto.

Modelo nórdico

“Los diez primeros minutos son indispensables si una persona sabe hacer un RCP”, insistió la consejera, quien reiteró que no se trata de ocupar el puesto de un médico, sino de actuar hasta su llegada en casos que pueden “salvar una vida”. El proyecto se guía por el 'modelo nórdico de bienestar', que incide en el impulso de los equipos comunitarios y en la participación activa de los pacientes en el cuidado de su salud. “Los suecos y noruegos lo tienen implantado en el 90 por ciento del territorio. Se ha comprobado que es un caso de éxito, en un lugar que es muy similar a Castilla y León por la dispersión”, defendió.

En Castilla y León, esta propuesta nació a raíz de una iniciativa de un médico y un paciente de la provincia de Burgos que vieron que el sistema de geolocalización podría dar cierta tranquilidad a personas mayores que viven solas en pueblos con muy pocos vecinos. Al respecto, puso como ejemplo la llamada al 1-1-2 en los últimos días de un niño madrileño cuando su madre enfermó. “Es bueno enseñar a la gente a actuar rápido, y en los colegios ya se está haciendo. También sirve para que con esa primera llamada se pueda atender de forma más tranquila escuchando al profesional que está al teléfono y hasta la llegada del equipo sanitario, pero siempre de forma paralela a la atención médica”, repitió.

Por otro lado, pero también como otra medida para desarrollar en el medio rural, Casado recordó que la Consejería pretende ampliar la red de espacios cardioprotegidos en la Comunidad y que cada vez sean más lo que cuente con conocimientos para utilizar un desfibrilador semiautomático hasta la llegada de un médico. Este plan se desarrollará en aquellas zonas de Castilla y León en las que sus ayuntamientos lo ha solicitado expresamente. Por último, citó un proyecto sobre teleasistencia, en colaboración con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que también beneficiará al medio rural y del que se dará información detallada más adelante.